Política

Ante la amenaza de “Marea Andaluza”

Pablo Iglesias repetirá en Podemos Andalucía el “155” que aplicó en Cataluña: disolución y gestora

Madrid cesó a Dante Fachín cuando empezó a pactar con los independentistas y colocó a Domènech. Ahora impondrá lo mismo frente a Teresa Rodríguez

Pablo Iglesias, en un mitin en Andalucía.
photo_cameraPablo Iglesias, en un mitin en Andalucía.

Este lunes se conocerán los resultados de las primarias de Podemos Andalucía, en las que se elige la cabeza de lista del partido para las autonómicas, que disputan Teresa Rodríguez e Isabel Franco. Sea quien sea la vencedora, en la dirección nacional del partido tienen decidido que Rodríguez no puede seguir al frente de la formación.

La fractura entre las ejecutivas de Madrid y de Andalucía es absoluta, y las cosas, lejos de relajarse teniendo en cuenta la celebración de las primarias, se han complicado más, después de que la secretaria regional haya decidido situar a cargos de su máxima confianza al frente de “Marea Andaluza”, el partido que registró a espaldas de Madrid.

Esa circunstancia, unida al juicio que tiene pendiente por irregularidades en la Asamblea Ciudadana en la que fue ratificada en el cargo, hace dos años, ha provocado que desde el equipo de Pablo Iglesias hayan dicho “basta”.

Se prepara el cese

Nadie de la dirección nacional defiende ya la continuidad de la gaditana al frente del partido y, por ese motivo, el cese se producirá incluso si gana las primarias.

La propia dirigente regional de Podemos ha asegurado que, si ella no resulta elegida por la militancia candidata a las autonómicas, dimitirá de su cargo. Un anuncio considerado un “chantaje” por la dirección nacional, que le acusa de buscar apoyos a la desesperada, consciente de que puede perder frente a Isabel Franco.

Pese a que ese escenario de dimisión es factible, en Podemos estatal tienen claro que no se pueden arriesgar a que una victoria de Rodríguez la blinde al frente del partido en la región y, por ese motivo, ya tienen diseñado un plan de acción contra ella si se mantiene en el cargo después de las primarias.

El antecedente de Cataluña

Las fuentes consultadas explican al Confidencial Digital que, teniendo en cuenta la creación, por parte de Rodríguez, de un nuevo partido a espaldas de Podemos, y el “trasvase” de cargos a esa formación, “la única solución posible es la disolución de la actual ejecutiva y la formación de una comisión gestora”.

Así las cosas, el equipo de Pablo Iglesias quiere repetir, en Andalucía, la misma intervención que protagonizó en Cataluña el año pasado, cuando cesó de forma fulminante al entonces líder regional, Albano Dante Fachín, después de que éste se alejara de En Comú y empezara a tender puentes con los independentistas. La ejecutiva nacional convocó una Asamblea Ciudadana para sucederle, en la que fue elegido Xavier Domenech.

Dos meses para remodelar el partido

La situación es muy similar en Andalucía y, gane quien gane las primarias, “hay que tomar decisiones ya” para evitar que Teresa Rodríguez se mantenga al frente del partido, explican en Podemos.

La ejecutiva nacional que tiene de plazo hasta el 19 de septiembre para llevar a cabo esos cambios. Esa fecha está fijado el juicio contra Rodríguez que debía haberse celebrado este martes, y que se ha pospuesto después de que el equipo de Pablo Iglesias se comprometiera con los denunciantes a cesar a Rodríguez antes de la vista oral.

En las conversaciones mantenidas antes de pedir el aplazamiento del juicio, miembros de la ejecutiva nacional de Podemos reconocieron, en un primer instante, que la líder regional les había ocultado la existencia de esa denuncia.

Después, se ratificaron en su decisión de fulminarla al frente del partido lo más pronto posible.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo