Política

El Gobierno intenta a la desesperada salvar la Cumbre Iberoamericana de Cádiz. García-Margallo envía a los presidentes de Congreso y Senado a convencer a los países reticentes de que asistan

Pío García Escudero y Jesús Posada han aceptado el encargo del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, de viajar a varios países latinoamericanos para invitar a los presidentes de sus parlamentos a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz de otoño.

El Gobierno se está encontrando con serios problemas para conseguir la asistencia de los presidentes de varios parlamentos al cónclave de Cádiz. Concretamente, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas, los países más reticentes son: Argentina, Bolivia, Venezuela y Brasil.

El ministro de Exteriores no quiere que la cumbre gaditana sea un fracaso, de ahí que haya encargado a los presidentes de Congreso y Senado que ejerzan de embajadores ante sus homólogos latinoamericanos. Quiere que les convenzan para que vengan a España.

Aunque todavía no se ha cerrado la agenda de los viajes, se prevé que Posada y García Escudero se desplacen a Latinoamérica en junio o julio, ya que la Cumbre tendrá lugar el 16 y 17 de noviembre, coincidiendo con la celebración del bicentenario de la primera Constitución Española de 1812 elaborada por las Cortes de Cádiz.

Los enviados especiales de Margallo se han dividido los países y solo acudirán a los más influyentes: Jesús Posada irá a las zonas de Sudamérica y Pío García Escudero ejercerá de embajador en Centroamérica.

Las fuentes consultadas por ECD apuntan que la Cumbre de Cádiz será “un nuevo fracaso de la política exterior española: más débil y aislada que nunca en Latinoamérica”. De ahí que Exteriores haya puesto tanto empeño en las relaciones diplomáticas con la región.

Preparativos de la cumbre

Esta será la tercera vez que la Cumbre Iberoamericana se celebre en España, puesto que ya se reunieron en Madrid en 1992 y en de Salamanca en 2005.

Bajo el lema "Fortalecimiento institucional para el crecimiento económico y la cohesión social", Soraya Sáenz de Santamaría fue la encargada de inaugurar la XIV Reunión Iberoamericana de Ministros de la Presidencia en Madrid. Esta ha sido la primera reunión preparatoria de la Cumbre de Cádiz.

Su objetivo: impulsar las cumbres iberoamericanas de cara a la próxima en octubre de este año.

Durante su discurso de apertura aseguró que España está decidida a dar "prioridad en el marco de la acción exterior española a Iberoamérica" y subrayó el compromiso del Gobierno de "volcar sus esfuerzos para dar prioridad a Iberoamérica".

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?