Política

El Instituto Cervantes de Gibraltar se salva de la crisis entre España y la colonia: mantiene la misma demanda que en años anteriores

La crisis abierta en las relaciones con Gibraltar no está afectando a la actividad del Instituto Cervantes, que abrió sus puertas en el Peñón hace dos años. El número de alumnos para las clases de español que comenzaron esta semana es muy similar al del curso pasado: oscila entre los 250 y 300 alumnos por trimestre.

El centro que dirige Francisco Oda continuará con los cursos de lengua y cultura española y también con los especializados de español jurídico, español de los negocios, o español para niños, que han tenido bastante afluencia durante los dos años precedentes.

En ese tiempo, ha habido un total de 2.500 matrículas, entre ellas, según ha sabido El Confidencial Digital, las de algún hijo del anterior ministro principal, Peter Caruana.

Éxito de la zarzuela

Continuarán este curso los actos culturales, de los que ya se han celebrado cerca de 200, sobre literatura, cine, historia, etc.

Uno de los que más éxito tuvo fue una actividad sobre Zarzuela, ya que el género chico español ha sido muy apreciado siempre entre los “llanitos”.

Otro curso que ha arrancado este año es el del Reencuentro Sefarad-Israel, que pretende ser un desagravio por el trato dado a los judíos en Gibraltar hace siglos, hasta el punto de que el Tratado de Utrecht prohibía que vivieran en el Peñón, al igual que los moros. Pese a ello, hoy muchos de los prósperos negocios de la colonia están regentados por judíos.

Un acuerdo firmado por Zapatero

La instalación del Cervantes en Gibraltar fue uno de los acuerdos del Foro Trilateral de Diálogo puesto en marcha durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y, aunque ha habido voces, como la del sindicato Manos Limpias, que han reclamado el cierre, el Ejecutivo de Mariano Rajoy no se lo ha planteado en ningún momento, entre otras cosas porque considera que sus actividades, alejadas de la política, están siendo muy útiles.

Tampoco dentro de la colonia ha habido, desde que se inició el conflicto a finales de julio, voces autorizadas que hayan planteado el cierre. Sólo hubo algunas protestas meses antes, cuando grupos más nacionalistas protestaron por una actividad concreta que tenía que ver con el mundo taurino.

 

Fuga de cerebros en Turquía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?