Política

Ayuso y Vox han pactado boicotear desde Madrid las “leyes ideológicas” del Gobierno

Entorpecerán la aplicación de normas como la ‘Ley Trans’, aborto, eutanasia, Memoria Democrática... Descartan dar la batalla con la economía porque se anuncia una recuperación

Isabel Díaz Ayuso.
photo_camera Isabel Díaz Ayuso.

El nuevo Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha echado a andar con guiños a Vox. El PP se ha abierto a modificar las leyes LGTBI regionales y a registrar una reforma de la ley de Telemadrid. Pero el “acuerdo oculto” –así lo llaman- de la presidenta con Rocío Monasterio contempla además boicotear desde la Comunidad de Madrid las “leyes ideológicas” del Gobierno.

En el día en el que los nueve consejeros del Ejecutivo autonómico tomaron posesión, Ayuso atendió parcialmente las propuestas lanzadas por Vox el día del debate de investidura, a quien otorgaron su apoyo para su reelección. Además el partido de Rocío Monasterio cambió de opinión y no apoyará reactivar la comisión de investigación sobre residencias impulsada por la izquierda y a la que se oponía el PP.

Boicotear las “leyes ideológicas” del Gobierno

Por lo pronto, el Ejecutivo de Ayuso se ha mostrado dispuesto a modificar la Ley de Protección Integral contra la LGTBifobia y la Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual y la Ley de Transexualidad por contener artículos que podrían ser “revisables”, según ha afirmado el portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio.

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes de los nuevos socios de Gobierno en Madrid, Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio han pactado boicotear también desde la Comunidad lo que Vox ha venido a denominar “leyes ideológicas” del Gobierno de Pedro Sánchez.

El “acuerdo oculto” que han cerrado incluye el compromiso de PP y Vox, en los dos años de legislatura que quedan por delante, de obstaculizar el ejercicio del derecho al aborto o la eutanasia o reformar las leyes que promueven la no discriminación por orientación sexual en la Comunidad de Madrid.

Reformar la ‘Ley Trans’ de Irene Montero

De entrada, se tiene en cuenta que el Ejecutivo de Sánchez avanza hacia la legislación LGTBI que pretende tener lista para la semana del Orgullo tras meses de enquistamiento.

Fuentes del nuevo Gobierno de Madrid destacan que la ‘Ley Trans’ que promueve la ministra Irene Montero es similar en algunos apartados a la aprobada para la Comunidad de Madrid durante la etapa de Cristina Cifuentes y que Isabel Díaz Ayuso ha mantenido intacta. Aunque hay variaciones de bastante entidad en la propuesta del Gobierno Sánchez.

Por eso, fuentes conocedoras de los acuerdos suscritos entre la presidenta madrileña y Rocío Monasterio explican a ECD que uno de los primeros asuntos de confrontación con el Gobierno central será a cuenta precisamente de la ‘Ley Trans’.

La pretensión del ministerio que dirige Irene Montero es llevar una única ley al Consejo de Ministros del próximo martes. Todas las partes reconocen avances en la negociación, incluido el cambio legal del sexo de las personas trans con solo manifestar un deseo, que ha sido la principal resistencia del PSOE, especialmente de la vicepresidenta Carmen Calvo.

El último borrador del Gobierno contempla una fórmula para que puedan cambiar de sexo legal sin requisitos -ni informes médicos ni psicológicos como ahora, ni con presencia de un testigo, que era la pretensión inicial del PSOE-. Tendrán que reafirmar su voluntad tres meses después de su solicitud en el Registro Civil.

El sistema acordado supone reconocer la autodeterminación de género, que ha sido una línea roja tanto para los colectivos LGTBI como para el Ministerio de Igualdad.

Dificultar el aborto y la eutanasia

Por otro lado, la Comunidad de Madrid asume que la regulación del aborto y la eutanasia es estatal. Pero recuerda que su materialización corresponde a la sanidad autonómica, lo que explica que en ocho provincias españolas no se haya realizado ninguna interrupción voluntaria del embarazo en tres décadas y se deriven sus casos a otros territorios, con el consiguiente retraso en la intervención.

También respecto a la eutanasia, no se pasa por alto que la última palabra la tiene una Comisión de Garantía y Evaluación, cuya designación corresponde al Gobierno regional. “Casi cualquier derecho que se reconoce a nivel del Estado se puede entorpecer hasta anularlo a nivel autonómico”, destacan fuentes de PP y Vox en Madrid.

Otro de los frentes que han pactado las dos formaciones alcanza a “la protección de los símbolos religiosos” frente a la amenaza que representaría por ejemplo la Ley de Memoria Democrática impulsada por Carmen Calvo.

Se descarta confrontar con la economía

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Ayuso y Monasterio también han acordado aprobar una batería de rebajas fiscales en la comunidad que choquen con la política antagónica del Gobierno de Pedro Sánchez.

Sin embargo, han descartado dar la batalla públicamente con la economía porque se anuncia una recuperación sostenida que jugará a favor de Moncloa en los dos próximos años, auspiciada sobre todo por la llegada a España de los fondos europeos, y que dejará poco margen a Madrid para desgastar a Sánchez en este terreno.

Pese a ello, PP y Vox auguran una dura batalla entre ambas administraciones a la hora de definir las bases de la nueva financiación autonómica. La intención del Ministerio de Hacienda de acelerar la armonización del Impuesto sobre el Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones para frenar las bonificaciones que aplica la capital será el centro de este enfrentamiento.

Fuentes próximas a la Puerta del Sol aseguran que, tras el claro triunfo electoral del 4-M, van a exprimir aún más sus opciones de rebajar tarifas en los tributos cedidos, como el tramo autonómico del IRPF, y toda una batería de nuevas desgravaciones y ventajas fiscales para marcar aún más diferencias con el Ejecutivo central.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?