Política

“La Almudena o La Almudena”: la respuesta de la familia Franco al Gobierno

Los descendientes van a mantener el órdago sobre el destino final de los restos. Van a bloquear el proceso a base de recursos

Valle de los Caídos.
photo_cameraValle de los Caídos.

El Gobierno tiene previsto anunciar hoy viernes la orden de exhumación de los restos de Francisco Franco. La decisión supondrá el inicio de la fase final del proceso iniciado el pasado verano. Tras el Consejo de Ministros, se comunicará a la familia que tiene 15 días para elegir dónde quiere inhumar sus restos.

Según ha sabido Confidencial Digital, la familia Franco no tiene un ‘plan B’ para ubicar los restos de Franco, ya que su estrategia se basa en la negativa tajante a que sean desalojados de la tumba en el Valle de los Caídos.

Sin embargo, ante la eventualidad de que finalmente sean sacados de la basílica, la familia sólo aceptará un destino: la Almudena. Ningún otro, admiten fuentes próximas. La familia no tiene intención alguna de llevar a Franco a la cripta que tienen en el cementerio de El Pardo, la opción que propone el Gobierno. “O La Almudena o La Almudena”, dicen en el entorno de la familia.

Por ello, todas las partes implicadas en el frente contra esta decisión del Gobierno esperan con inquietud la publicación de la resolución para, tras examinarla, preparar la respuesta legal. Una contrarreplica que esperan sea suficiente para frenar de nuevo el proceso.

El tiempo corre contra el Gobierno

Cabe recordar que la estrategia judicial de los Franco hasta este momento ha conseguido retrasar y complicar las opciones del Gobierno. Se ha recusado hasta 12 veces a la instructora del procedimiento y se han presentado querellas contra técnicos del Estado y funcionarios de Patrimonio Nacional.

El tiempo corre a favor de la familia Franco. Hoy mismo se espera que el Consejo de Ministros -a través de Pedro Sánchez- anuncie la fecha de las elecciones generales a las que el PSOE se ha visto abocado tras tumbarse en el Congreso sus presupuestos. A Sánchez, por tanto, se le acaba el margen de actuación.

El gobierno ha acusado tanto a la familia como a la Fundación Franco de “comportamiento obstruccionista”. A través de la Delegación del Gobierno en Madrid, el Ejecutivo ha desaconsejado en un informe que los restos de Franco acaben en la catedral de La Almudena.

Alega dicho informe que el hecho de que los restos acaben en el centro de Madrid supondría “evidentes riesgos para el orden público, la seguridad ciudadana y la movilidad”. La familia quiere llevar este asunto ante el Tribunal Supremo, ya que consideran que están en su derecho a usar una cripta familiar.

Advierten, además, que el Gobierno “desconocía” que la familia Franco tuviese la opción de La Almudena porque “no consultaron antes” a la propia familia. Si no, valoran, no se hubieran “metido en el lío” de desenterrar a Franco.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?