Política

Los anticapitalistas de Podemos van a extender por toda España su rebelión contra Pablo Iglesias

La victoria de Teresa Rodríguez en Andalucía frente a la candidata oficialista ha dado alas a los críticos en Navarra, Castilla-La Mancha, La Rioja, y País Vasco

Pablo Iglesias, en un mitin en Andalucía.
photo_cameraPablo Iglesias, en un mitin en Andalucía.

Izquierda Anticapitalista se convirtió en un apoyo fundamental para Pablo Iglesias en la segunda Asamblea Ciudadana de Vistalegre, en la que se impuso a Íñigo Errejón. Ahora, sin embargo, con el secretario general centrado en el cuidado de sus hijos, y tras la victoria de Teresa Rodríguez en Andalucía, el ala más radical de Podemos ha pasado al ataque contra la cúpula estatal.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales de Podemos, la ejecutiva del partido ha dado por buenos, pese a la petición de impugnación por parte de 33 inscritos, los resultados de las primarias en Andalucía, en las que Rodríguez se impuso con claridad a la candidata de Iglesias, Isabel Franco.

Esa victoria de la líder de Izquierda Anticapitalista, que ha logrado imponer su ‘Marea Andaluza’ para crear una coalición electoral a la que se oponían desde Madrid, ha “envalentonado” a otros cargos de la corriente interna de Podemos en otras comunidades autónomas: “Ahora, ellos buscan su propia rebelión”, afirman las fuentes consultadas.

Los “anticapis” de Navarra imitan a Rodríguez

El caso más similar al ocurrido en Andalucía se está produciendo en Navarra, donde los anticapitalistas han seguido el ejemplo de Teresa Rodríguez y han impulsado, desde el Grupo Parlamentario de la Cámara foral, una nueva denominación para el partido: a partir de ahora, empezarán a llamarse “Podemos Ahal Dugu–Orain Bai Ahora sí”.

La iniciativa partió a comienzos de agosto de cuatro de los siete parlamentarios que tiene el grupo de Podemos en el Parlamento de Navarra, integrantes del sector anticapitalista de la formación.

Las fuentes consultadas afirman que este grupo “no aceptó la victoria del sector pablista en las elecciones internas del año pasado, que ganó por 28 votos de diferencia”; y que, de esta forma, intentan marcar distancias con la dirección estatal.

La maniobra, además, ha sido “asumida” por la ejecutiva regional, que temía una escisión dentro del grupo parlamentario. El movimiento dejará en minoría a los afines de Iglesias. Una circunstancia que la dirección del partido en Navarra ha querido evitar para que no cuajara un enfrentamiento a nueve meses de las autonómicas.

Castilla-La Mancha, nuevo campo de batalla

Otro ejemplo de esta ofensiva “nacional” por parte de los anticapitalistas está, según los cargos de Podemos consultados, en Castilla-La Mancha. Allí el principal representante de este movimiento, David Llorente, ha decidido sacar el hacha de guerra contra la dirección regional, muy próxima a Pablo Iglesias, y, de paso, contra la ejecutiva estatal.

Llorente, portavoz de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha, ha criticado duramente la decisión de Iglesias, y del líder autonómico José García Molina, de entrar en el gobierno de García-Page. Ha manifestado a sus compañeros que el acuerdo con el PSOE “ha sido inútil” y un “fracaso” para la formación morada.

Considera que la vicepresidencia segunda del ejecutivo autonómico, y la consejería de Coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas, otorgadas al partido tras el pacto con Page,  no han tenido competencias claras y que los socialistas, por tanto, han “estafado al partido”.

Por todo ello, el líder de los anticapitalistas en Castilla-La Mancha está movilizando a sus afines para exigir a la dirección regional, pero también a la estatal, que de cara a las próximas elecciones se busque otro “pacto de izquierdas” ajeno al PSOE, con otros movimientos políticos de la comunidad.

De no ser aceptadas sus reivindicaciones, Llorente “ha dejado caer” que podría presentar su propia marca electoral al margen de Podemos.

Las purgas del líder de Podemos en La Rioja

Si los movimientos de David Llorente en Castilla-La Mancha representan una “amenaza” para la dirección estatal, la gestión del anticapitalista Kiko Garrido al frente de Podemos en La Rioja es ya un “problema real” para la ejecutiva nacional en Madrid.

El líder regional de la formación protagonizó, hace apenas dos meses, una purga interna en la que destituyó de sus cargos a los críticos con su gestión, afines a Pablo Iglesias.

En concreto, el pasado 19 de junio suspendió cautelarmente de militancia al portavoz parlamentario, Germán Cantabrana, y pidió el acta a dos de los cuatro diputados con los que cuenta el partido en La Rioja: Ana Carmen Sáinz y Juan Calvo.

Una decisión que, según las fuentes consultadas, vino provocada por las críticas de estos tres parlamentarios al propio Garrido y a su número dos en la ejecutiva, Miguel Reinares, también próximo a Izquierda Anticapitalista. Desde entonces, hay una “guerra civil” abierta a menos de 40 semanas de las próximas elecciones autonómicas.

Renuncias en el País Vasco

En el País Vasco, se produce un fenómeno similar al de La Rioja. Pero en esta región son los afines de Iglesias los quehuyen”, sin necesidad de ningún tipo de destitución.

Una muestra que confirma lo dicho es la renuncia de Pili Zabala, considerada un “fichaje estrella” de Pablo Iglesias, materiazliada hace apenas unos días.

Las fuentes consultadas afirman que la decisión de la ya ex diputada se debe al “cansancio” y el “desgaste” existente entre los integrantes de la formación, por las guerras internas entre los afines a la dirección nacional, los integrantes de Ganemos, y los próximos a Izquierda Anticapitalista.

Cabe recordar, en este sentido, la disputa entre la actual secretaria general de Podemos en el País Vasco, Nagua Alba, con la dirigente anticapitalista Neskutz Rodríguez por el control del partido. Una herida que pareció cerrarse hace ya unos meses pero que, en el fondo, sigue abierta.

Echenique “no se moja”

Todos estos movimientos de Izquierda Anticapitalista son conocidos “de sobra” por la dirección estatal del partido. Sin embargo, desde la cúpula de la formación nadie ha asumido responsabilidades y no se ha tomado ningún tipo de medida.

Las fuentes consultadas por ECD reconocen que la baja de Pablo Iglesiaspesa demasiado”. Pero el problema es que el número dos del partido y secretario de Organización, Pablo Echenique, no ha tomado las riendas para poner fin a estas crisis.

Desde el partido acusan a Echenique de “no mojarse” en estas cuestión. No quiere enfrentarse a sus antiguos compañeros de Izquierda Anticapitalista: “Ya se encaró con Teresa Rodríguez y no le salió bien. Ahora, no quiere perder los amigos que aún tiene ahí”.

Una postura que, dentro de Podemos, está levantando ciertas suspicacias. Algunos dirigentes consideran que el número dos del partido estájugando a dos bandas” para quedar bien situado ante una hipotética sucesión de Pablo Iglesias.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?