Política

Balance del debate en Moncloa: Casado creció, Abascal iba preparado y Sánchez quedó libre de culpa

Ambiente de optimismo por haber logrado demostrar que el presidente no ha provocado el bloqueo político

Pedro Sánchez, junto a su jefe de Gabinete, Iván Redondo, en una pausa del debate.
photo_cameraPedro Sánchez, junto a su jefe de Gabinete, Iván Redondo, en una pausa del debate.

Pedro Sánchez y su gabinete esperaban que el debate del lunes se convirtiera en un “cuatro contra uno”, tal y como finalmente pasó. En un escenario que se preveía tan hostil, Moncloa preparó un duelo con el resto de fuerzas políticas en el que el presidente del Gobierno sacara rédito de los continuos ataques que iba a padecer.

Tal y como confirman al Confidencial Digital altos cargos del Ejecutivo, uno de los principales objetivos de Presidencia, de cara al debate, era demostrar que Sánchez ha sido, durante los últimos meses, víctima de unos líderes políticos que han priorizado sus ambiciones partidistas a la estabilidad de España.

El mensaje a transmitir era que el actual bloqueo político por el que atraviesa el país es obra de unos partidos que impidieron la investidura y la formación de Gobierno. Y, una vez producido el debate, la conclusión es que se ha logrado enviar a los españoles esa idea: “Todos demostraron, con sus ataques al presidente, que son la razón del problema, y no parte de la solución”.

Las derechas y los independentistas

La estrategia a seguir, por parte de Pedro Sánchez, era adoptar un perfil institucional y presidencialista, marcando distancias con el resto de candidatos, y anunciando decisiones concretas para su futuro Gobierno.

De esa forma, se aseguró varios titulares en las ediciones matinales de las principales webs informativas, que destacaron más la vicepresidencia para Calviño, o la creación de un ministerio contra la despoblación, que el propio debate.

Pedro Sánchez, además, cedió la iniciativa, en los bloques, a sus contrincantes, justificando esa decisión en que “todos me van a atacar”. De esa forma, además de poner el acento en el “todos contra uno” en el que se convirtió el debate, se aseguró las intervenciones finales.

En una de ellas, y también en el minuto de oro, recalcó que se están repitiendo elecciones por el bloqueo de las derechas y porque él no quiso pactar con los independentistas. El mismo argumento que esgrimió en febrero, tras la no aprobación de los Presupuestos, para convocar elecciones en abril y situar a PP y Ciudadanos al mismo nivel que JxCAT y ERC.

Para Casado y Rivera, además, se reservó el calificativo de “derecha cobarde”, usado en el pasado por Abascal, para afearles, precisamente, que no respondieran al discurso “extremista y xenófobo” del líder de Vox. De esta forma, Moncloa quiso activar de nuevo el miedo a la extrema derecha para lograr una movilización del voto de izquierdas, al que apeló constantemente Sánchez.

Las sorpresas de Casado y Abascal

El balance del debate en Moncloa, por tanto, es positivo, y las fuentes consultadas hablan de “razones para el optimismo” de cara al próximo domingo. No obstante, desde el Gobierno también se ha analizado el discurso de los rivales de Sánchez el lunes. Y se destaca, por sorprendente, la actitud tanto de Casado como de Abascal.

El líder del PP, reconocen en el Ejecutivo, “ha crecido mucho” con respecto a abril, cuando los debates pre electorales “le sobrepasaron”. En esta ocasión “ha estado mucho más solvente y confiando”. Al final, destacan, “sobreactuó un poco, al estilo Rivera”, pero superó ampliamente al presidente de Ciudadanos.

Santiago Abascal, por su parte, también sorprendió a los cargos del Gobierno consultados. No por su discurso, que fue el esperado, sino por “lo bien preparado” que llevaba el debate. Desde el Ejecutivo destacan las respuestas a Rivera sobre el dinero que recibió en la fundación creada por Aguirre en Madrid y su relación con Salvini.

En ambos casos, destacan, “tenía las réplicas preparadas”, y dejó al líder de Cs son argumentos. En Moncloa reconocen que “nos sorprendió”, porque “no esperábamos ese nivel” en Santiago Abascal y sus asesores.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?