Política

Casado y los barones activan la campaña “Con Iglesias no” a cambio de la abstención patriótica

Han acordado una estrategia de presión a líderes socialistas como Susana Díaz, Fernández Vara, García-Page... para que reclamen la ruptura con Podemos a cambio del apoyo del PP

Pablo Casado.
photo_cameraPablo Casado.

Desde que se conocieron los resultados de las generales del 10 de noviembre, Pablo Casado ha sufrido presiones, tanto internas como externas, para que el PP se abstuviera y evitar, de esa forma, que el nuevo gobierno de Pedro Sánchez dependiera de los independentistas. Tras la anunciada coalición con Pablo Iglesias, el líder popular ha pactado una hoja de ruta con los barones regionales.

Tal y como se informó en estas páginas hace una semana, el presidente del PP no descartaba, ni mucho menos, una abstención patriótica para facilitar el gobierno al PSOE. La estrategia de Casado estaba ya definida: pedir en primera instancia la cabeza de Pedro Sánchez y, una vez confirmado el rechazo del líder socialista, arrancarle alguna promesa sobre Cataluña a cambio de abstenerse.

Estos planes, sin embargo, quedaron totalmente bloqueados cuando tanto el presidente en funciones como Pablo Iglesias anunciaron, de forma conjunta, la formación de un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos.

En los días posteriores, ha habido todo tipo de pronunciamientos por parte de líderes regionales del PP y también de históricos del partido. Algunos barones apostaban por mantener abierta la abstención, mientras que Rajoy defendía lo mismo que en 2016: una gran coalición. José María Aznar, por su parte, condicionaba esa coalición a la renuncia de Pedro Sánchez.

“Con Iglesias no”

Una vez escuchadas las opiniones de todos, Pablo Casado ha tomado una decisión. Según explican al Confidencial Digital dirigentes del PP, el líder nacional del partido ha pactado con los barones regionales la estrategia a seguir. Y esa no es otra que condicionar una hipotética abstención a la ruptura de Sánchez con Iglesias.

Desde el PP advierten que “jamás permitiremos a Iglesias ser vicepresidente”. Y, por ese motivo, el mensaje a trasladar es que, si Sánchez rompe el pacto con Podemos, el Partido Popular podría facilitar su investidura para formar un gobierno en solitario, tal y como el presidente en funciones deseaba antes de la repetición electoral.

En Génova 13 son plenamente conscientes de la dificultad de este movimiento, pero alertan a Sánchez que esta postura es “para ahora”, y es probable que no se mantenga si va a una investidura fallida con Iglesias como socio: “Si luego pretende que cambiemos de opinión, no será ya posible”.

Presión a los barones socialistas

Las fuentes consultadas explican que, más que apelar a Sánchez, el objetivo del PP será presionar a los barones socialistas que, ya en 2016, se posicionaron en contra de un pacto con Podemos. Entre ellos, en Génova citan a Susana Díaz y a tres presidentes autonómicos: Guillermo Fernández Vara, Emiliano García-Paje y Javier Lambán.

El objetivo, explican, es que todos ellos hagan suya la campaña de “Con Iglesias no” impulsada por el propio PP. Sobre todo, si con el paso de los días se demuestra que el PSOE no cuenta con los apoyos suficientes para la investidura.

Casado, por tanto, quiere que “alguien en el PSOE le diga a Sánchez que existe una posibilidad de que Iglesias no sea vicepresidente y de no depender de ERC: pactar con nosotros una abstención”. Para ello, concluyen, “los barones deben de no blanquear el 'pacto del abrazo' y hablar a su líder de forma clara”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?