Política

Casado ha preguntado a Aznar y Rajoy si ocultan algo sobre Bárcenas y han respondido que no le van a contar nada

El líder del PP confiesa sentirse “desesperado” porque no conoce lo que ocurrió en el partido en aquellos años y por tanto no puede defenderse

Pablo Casado en la investidura
photo_camera Pablo Casado.

Pablo Casado se ha quedado completamente solo frente a la amenaza que supone Luis Bárcenas para el PP. Admite en privado que le faltan “muchísimas claves” de lo que ocurrió en Génova aquellos años. Pero su desesperación ha ido en aumento después de que José María Aznar y Mariano Rajoy se hayan negado a aportarle más información.

El escrito enviado por Luis Bárcenas a la Fiscalía Anticorrupción ha mostrado, más allá de su intención de “colaborar con la Justicia”, el deseo de ajustar cuentas, con todas las armas en su poder, con destacados dirigentes del PP en las últimas décadas.

Aznar y Rajoy, señalados

El ex tesorero ha acusado a Mariano Rajoy de conocer y consentir la supuesta financiación ilegal del partido mediante donaciones de empresas a cambio de contratos públicos y de haber destruido en su presencia documentación sobre la ‘caja B’, de la que Bárcenas asegura disponer de una copia junto a otras pruebas incriminatorias.

El vídeo del día

‘Y llovieron pájaros’, ‘The owners’ y ‘Women’ llegan a los cines

Sin embargo, Rajoy no ha sido el único al que ha apuntado el ex tesorero. En su escrito afirmó que la corrupción venía desde la época de Alianza Popular, es decir, que podría salpicar también a José María Aznar, padrino político del propio Pablo Casado.

Casado está “desesperado”

El juicio sobre la supuesta ‘caja B’ que ha comenzado en la Audiencia Nacional, con Luis Bárcenas como principal acusado, ha vuelto a colocar al PP contra las cuerdas.

En público, Pablo Casado se muestra despreocupado por las nuevas revelaciones sobre la financiación ilegal del partido y por el contenido del escrito remitido a la Fiscalía.

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas al líder del PP, Casado ha transmitido a su círculo más íntimo que está “desesperado” porque la vuelta de Bárcenas “está siendo un nuevo lastre a su labor de destrucción del Gobierno de coalición de izquierdas”.

Insiste en que la sombra de la corrupción del PP está destrozando sus esfuerzos para erigirse en alternativa a Pedro Sánchez, en un momento especialmente delicado: cuando Vox está creciendo.

Pregunta a Aznar y Rajoy

Ante esta situación, ECD ha podido confirmar, por fuentes conocedoras de los contactos discretos que se han llevado a cabo, que Pablo Casado ha intentado tender puentes con los dos ex presidentes del partido, José María Aznar y Mariano Rajoy. Ha pedido que le “cuenten todo lo que saben sobre los manejos de Bárcenas” durante su etapa como líderes de la formación.

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)

Considera que los ex presidentes “está claro que disponen de más información que yo” de lo que ocurrió en Génova durante los años en los que Bárcenas ejerció como tesorero.

Se niegan a colaborar

Sin embargo, Aznar y Rajoy se han negado a ayudar a Casado. En el entorno de ambos ex presidentes explican a ECD que “esto no va de ir contra Pablo”. Aseguran que la estrategia ha sido siempre la de afirmar que “no sabían nada” y que “Luis actuaba completamente por libre”. Y así se van a mantener.

“Aznar y Rajoy no van a contarle a Casado si saben algo más sobre la presunta financiación irregular del PP. Supondría admitir que conocían los hechos y no hicieron nada para acabar con esas prácticas. No es cuestión de ocultarle nada, pero no van a tirarse piedras contra ellos mismos”, insisten.

Sólo frente a Bárcenas

Fuentes próximas al líder de PP admiten al Confidencial Digital que Pablo Casado asume que el desmarque de sus antecesores “le ha dejado sólo ante el peligro en un asunto muy grave y que no conoce porque no estaba allí”.

Una constatación que, entre otros factores, aseguran que es lo que le ha llevado a romper amarras públicamente con el pasado y con sus antecesores. Esta es la clave que explica sus últimas declaraciones sobre sus predecesores.

“Las hipotecas, en política, no son hereditarias, no lo han sido para ningún otro partido y no deben serlo para el nuestro”, declaró Casado tras anunciar que el PP abandonaría Génova. “No podemos seguir pagando facturas de cuestiones que ni conocemos, ni tienen nada que ver con un legado impecable de defensa de la libertad y de España”.

“Llegó arrasando con todo”

Pablo Casado lamenta que ahora está pagando las decisiones que tomó cuando llegó a la presidencia del partido, tras la salida de Rajoy. “Desembarcó arrasando con todo y ahora ve que no le queda ningún fontanero, como mucho Javier Arenas o Pío García-Escudero, alguien que le cuente algo sobre aquellos años”, explican en su entorno.

Reconoce en privado que el desconocimiento del asunto le está obligando a “dar palos de ciego” y a tomar decisiones a la desesperada, “algunas de ellas improvisadas o fruto de un calentón”, como el anuncio de la salida de Génova, tal y cómo desveló ECD hace unos días.

“Muchas mañanas se desayuna titulares en la prensa sobre temas de hace 20 años que ni conoce. Se siente indefenso porque eso le lleva a dar una imagen de inseguridad y desconcierto total. Uno no puede defenderse con firmeza de algo que ni sabe que existe”, afirman personas que hablan a menudo con el líder del PP.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?