Política

Las últimas confidencias de Rajoy: 1) Pedro J. quiere cambiar de presidente porque no le hago caso, 2) Bárcenas no me preocupa, 3) No ve claro que haya que hacer cambios

Mariano Rajoy continúa recluido junto a su familia, de vacaciones en la casa rural de Ribadumia. Estos días, el presidente del Gobierno ha podido hablar con algunos de sus amigos de toda la vida, a los que les ha confiado qué opina sobre la actualidad política y sobre los problemas que le afectan directamente. Estas son las confidencias del jefe del Ejecutivo.

Muy pocas personas tienen acceso directo a Rajoy. El presidente no suele prodigarse en apariciones públicas, como sí han hecho sus antecesores, y mantiene un círculo cerrado de amistades con los que suele sincerarse y a los que descubre lo que piensa.

El Confidencial Digital ha tenido acceso a una de estas personas de confianza de Mariano Rajoy. Se trata de un amigo con el que mantiene una relación de afecto desde hace más de quince años, al que sigue llamando periódicamente para preguntarle cuestiones, pedirle consejo o, simplemente, saber cómo se encuentra. El presidente ha hablado con él este verano y estas son sus confidencias:

Caso Bárcenas

El caso Bárcenas no me preocupa”, afirma Rajoy. El presidente insiste en recordar que ninguno de sus ministros aparece en los papeles como receptor de sobresueldos. Por tanto, se trata de un asunto que no le genera inquietud respecto a las repercusiones que pudiera tener para su Gobierno.

El equipo de Moncloa preveía que Luis Bárcenas iba a intentar atacar a Rajoy con filtraciones a la prensa. Por ejemplo, el presidente comenta que sabía con antelación que el ex tesorero iba a hacer pública la nómina que percibió en mayo de 2012 del PP.

Lo que le afecta

Rajoy reconoce que lo que sí le molesta del caso Bárcenas es que alguien pueda pensar que él no es honrado y por tanto se ponga en duda su honorabilidad. “Eso sí que le molesta”, revela a ECD este íntimo de Rajoy.

“Que le critiquen por su gestión lo acepta, pero que critiquen su decencia no le gusta”, añade. “Le molesta porque tiene mujer, hijos y familia”.

Rajoy admite, en esos ámbitos de confianza, que no tiene constancia de lo que hicieron los anteriores dirigentes del PP, pero que lo que sí tiene claro es que él “nunca ha hecho nada malo”.

Lo que opina de Pedro J. Ramírez

Mariano Rajoy tiene en privado palabras críticas hacia Pedro J. Ramírez y sus exclusivas periodísticas durante este verano. Afirma que el director de El Mundo “quiere cargarse a un presidente del Gobierno porque no le hace caso”.

Tal y como contó ECD, la decisión del entorno de Rajoy hacia Ramírez es no colaborar en nada con él en nada: “A Pedro J., ni agua. No le vamos a ayudar en nada” -se escuchó en Moncloa el pasado mes de julio- porque quiere cargarse a Rajoy. “Su apuesta es Aznar”, comentó un alto cargo del Ejecutivo.

 

La actitud que mantendrá Mariano Rajoy con Pedro J. Ramírez y con su diario, El Mundo, será la misma que hasta ahora: absoluta indiferencia.

¿Cambios en el Gobierno y en el PP?

El presidente también ha hablado con las personas de su confianza sobre una posible crisis de Gobierno y sobre cambios en la Ejecutiva del PP. La frase que ha pronunciado Rajoy es la siguiente:

-- “Haga lo que haga va a estar mal y van a pedir mi dimisión, así que…”.

Rajoy, por tanto, no tiene nada claro realizar cambios en su Gobierno y en el partido.

El ‘confesor’ del presidente, con el que ha hablado ECD, se inclina más bien por lo contrario: “Conociendo a Rajoy como le conozco, dudo de que vaya a haber algún cambio”, opina. Es una persona paciente, que prefiere esperar y no tomar decisiones precipitadas, añade.

Otras fuentes políticas, relacionadas con la cúpula del Partido Popular, concluyen a ese respecto que la situación actual desaconseja realizar cambios de ministros o de dirigentes populares. Por varias razones:

-- El caso Bárcenas puede mantenerse varios meses, e incluso agravarse, y dejaría sin ningún efecto una posible remodelación inmediata. Lo mejor es aguantar hasta que la investigación judicial llegue a su fin.

-- Cualquier cese ahora provocaría que se señalara al cesado como culpable. Por ejemplo, una destitución de Javier Arenas de su cargo de vicesecretario le ‘condenaría’ públicamente como sospechoso de corrupción.

No tiene prisa para la crisis de Gobierno

El presidente se inclina más bien por aplazar estos cambios hasta las próximas elecciones europeas, donde previsiblemente algún ministro saldrá del Gobierno con destino a las listas al Parlamento.

Aunque se ha hablado de ceses inminentes de Montoro, Wert, Arias Cañete y Gallardón en una crisis de Gobierno, otras fuentes del entorno de Rajoy reconocen que el presidente no tiene ninguna prisa en realizar ningún cambio en el Ejecutivo hasta, por lo menos, marzo de 2014.

Rajoy sabe que personas como Gallardón y Arias Cañete se están moviendo, pero no quiere realizar ningún cambio ahora para seguir “observando” y tener controlada la situación.

Rajoy no quiere “ganadores ni perdedores”

Otro de los argumentos que maneja Rajoy, para descartar cualquier cambio en la estructura directiva del partido, es evitar que, como consecuencia, se produzca a nivel interno la impresión de que ha habido “ganadores y perdedores”.

El punto de vista de Mariano Rajoy es que dentro del partido conviven diversos grupos: los más liberales, los conservadores, los demócrata-cristianos… A todos ellos les ha dado una cuota de poder y representación, que desea mantener tal cual para que nadie se sienta perjudicado.

Por eso, de épocas anteriores se mantiene a dirigentes como Alfredo Prada o Juan Carlos Vera: “No hay nadie que se haya ido: Rajoy quería que todos tengan sitio dentro del partido”, explican fuentes de la cúpula del PP consultadas por ECD.

La idea del presidente en estos momentos es mantener en la Ejecutiva a los actuales dirigentes, con el argumento de que nunca se ha cesado a nadie de un cargo organizativo en mitad de una legislatura, y menos aún con el partido en el Gobierno.

En definitiva, en el PP creen que los cambios en profundidad en Génova se realizarán previsiblemente en el próximo Congreso Nacional, que no se celebrará hasta dentro de dos años.

Su prioridad: sacar a España de la crisis

Mariano Rajoy ha reconocido a las personas de su confianza que su máxima prioridad es sacar a España de la crisis:

-- “Lo que me va a dar el éxito como presidente del Gobierno es la prima de riesgo”, afirma.

El presidente explica que a su Gobierno aún le queda mucho por hacer en materia económica y que el año será largo y duro para su equipo.

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?