Política

Dimite el embajador de Afganistán en Madrid

Humayoon Rasaw renunció a su cargo el pasado 14 de septiembre. El relevo abre el problema de que España tiene que reconocer el nuevo régimen talibán

Embajada de Afganistán en Madrid
photo_camera Embajada de Afganistán en Madrid

El embajador afgano, Humayoon Rasaw, dimitió de su cargo el pasado 14 de septiembre, un mes después de la llegada de los talibanes a Kabul.

Fuentes diplomáticas cuentan a Confidencial Digital que las secciones política, económica y cultural ya no funcionan.

“Los empleados locales también han dimitido. Los que seguimos nos esforzamos por mantener la Embajada operativa. No representamos a nadie más que a nuestra gente y nuestro país”.

Embajadas afganas desconectadas de los talibanes

Esta situación no solo se vive en la legación afgana en Madrid, se replica en las representaciones diplomáticas de Afganistán en el resto de países de Europa, América, Australia y algunos asiáticos.

Estas embajadas están completamente desconectadas del Gobierno talibán y funcionan de forma autónoma.

De hecho, fuentes diplomáticas cuentan a ECD que los talibanes han tratado de ponerse en contacto con los representantes afganos en España a través de una videollamada. Sin embargo, desde Madrid se rechazó la llamada.

Mientras, en otros países como Pakistán, el nuevo gobierno afgano ha empezado a nombrar a sus nuevos representantes diplomáticos.

Los talibanes necesitan reconocimiento de España para traer a sus diplomáticos

Esto no podría producirse de forma análoga en España.

Para poder nombrar unos nuevos representantes, el Gobierno talibán necesitaría el reconocimiento español, algo que todavía no se ha producido.

 

“El reconocimiento será una tarea difícil para los talibanes. Están violando los derechos humanos y especialmente los de las mujeres. Están matando gente en medio de las calles. También están tomando viviendas, coches y congelando las cuentas bancarias de la gente”, aseguran fuentes diplomáticas.

El embajador Rasaw no ha pedido aún asilo

Es incierto el futuro del embajador Rasaw. ECD ha podido saber que aún no ha pedido asilo al Gobierno español, pero no ha descartado hacerlo.

De acuerdo con la Convención de Viena sobre asuntos diplomáticos y consulares, a los diplomáticos se les permite trabajar en un Estado lo que dure su misión.

Cuando renuncian o termina su mandato, después de notificar al Ministerio de Exteriores del país anfitrión, automáticamente pierde su permiso de residencia en dicho estado.

Más de dos meses sin cobrar

El personal de la Embajada de Afganistán en Madrid lleva más de dos meses sin cobrar, desde que los talibanes comenzaron a ganar territorio en su país.

“Tenemos auténticos problemas económicos, esta es la principal razón por la que el embajador y el resto de empleados locales han dimitido”.

Fuentes diplomáticas también explican que otro de los motivos es trabajar para el régimen talibán. De hecho, en caso de cambiarse la bandera en la representación más trabajadores abandonarían su puesto de trabajo.

La bandera tricolor sigue ondeando en Mirasierra

Por el momento, en Mirasierra ondea la bandera tricolor representativa del régimen democrático, a franjas verticales con colores rojo, negro y verde.

Esta misma fue lucida en las manifestaciones de protesta que se iban produciendo en distintas ciudades de todo el mundo como símbolo de resistencia.

Si bien esta podría cambiar si se produjese un reconocimiento por parte de la Unión Europea y el Gobierno español del régimen talibán. Esta bandera es blanca con inscripciones en negro con el símbolo del nuevo Estado.

Putin promulga los tratados de adhesión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes