Política

El drama de los diplomáticos afganos en Madrid: “Llevo dos meses sin cobrar, pero no voy a trabajar para los talibanes”

El embajador, Humayoon Rasaw, y su equipo se plantean pedir asilo en España. Han perdido todo contacto con las autoridades de Kabul

Embajada de Afganistán en Madrid
photo_camera Embajada de Afganistán en Madrid

“Todos los diplomáticos, incluido yo mismo, estamos profundamente preocupados por la seguridad en Afganistán y el futuro de nuestros niños”.

Así comienza una conversación que mantiene Confidencial Digital con un trabajador de la Embajada de Afganistán en Madrid.

El representante explica la situación de los diplomáticos afganos en Madrid.

Llevan dos meses sin cobrar, desde que los talibanes comenzaron a ganar territorio en su país. De hecho, algún miembro está teniendo que vender su coche para poder pagar las facturas.

Además, cuenta que no tienen mucho que hacer, ya que el Gobierno y el régimen para el que trabajaban y ante el que respondían ha caído.

“No voy a trabajar para los talibanes”

ECD ha podido saber que varios representantes ya se están planteando renunciar a su puesto.

“No voy a trabajar para el régimen talibán y la bandera blanca”.

Si bien aún no se ha producido reemplazo en los principales cargos. La representación diplomática actual, con la caída del régimen, “pierde su sentido” pues no pueden representar al Ejecutivo democrático que los nombró.

Aunque, por el momento, la bandera tricolor sigue ondeando en Mirasierra (Madrid).

El embajador sigue en Madrid

El embajador de Afganistán en Madrid, Humayoon Rasaw, sigue en Madrid pese a la caída del Gobierno afgano en manos de los talibanes.

Así lo confirmar fuentes diplomáticas a Confidencial Digital. Por el momento no se ha producido un reemplazo.

Esto requiere procedimientos diplomáticos. En primer lugar, el reconocimiento del régimen talibán por parte de la Unión Europa, que, según fuentes próximas al embajador, es algo que consideran casi imposible ahora mismo.

Después, haría falta el consentimiento del Gobierno español y los de Kabul esperan que España apoye “un Gobierno inclusivo y participativo que apoya los derechos humanos, las elecciones y la libertad de expresión y las minorías en Afganistán”.

En cualquier caso, el embajador se encuentra deliberando si solicitar asilo para el momento en que pierda su estatus de representante afgano o si volverá a su país de origen.

Federico Jiménez Losantos: “Abascal ha demostrado que el valor lo dejó en Amurrio”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable