Política

Pedro Sánchez desoyó a dirigentes del PSOE y rechazó a Rafael Bengoa como ministro de Sanidad

Tras la dimisión de Carmen Montón, el nombre del ex asesor de Obama fue trasladado directamente al presidente, quien lo descartó por María Luisa Carcedo

Rafael Bengoa.
photo_cameraRafael Bengoa.

Pedro Sánchez respaldó públicamente a primera hora de la tarde de este martes a Carmen Montón en el Senado por el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Pero destacados miembros de la Ejecutiva del PSOE, e incluso algunos ministros, que consideraban “incomprensible” que el presidente la sostuviera.

De puertas para adentro, en el PSOE se extendieron en las horas siguientes duras críticas por la continuidad de la titular de Sanidad e incluso diputados del PSOE, en privado, trasladaron al equipo de Sánchez en Moncloa que debía dimitir “cuanto antes”.

Al final, a última hora de la tarde de este martes se ha anunciado la decisión de Montón de dimitir como ministra de Sanidad.

Rafael Bengoa como nuevo ministro

Antes incluso de que se confirmara la marcha de Montón, los dirigentes socialistas consultados por Confidencial Digital habían comenzado a mover a nivel interno, y también entre el equipo de Pedro Sánchez, el nombre del que, en su opinión, debería ser el nuevo ministro de Sanidad: Rafael Bengoa.

El señalado fue consejero de Sanidad del Gobierno Vasco de Patxi López, y también participó como experto en la reforma sanitaria que Barack Obama implantó en Estados Unidos. Y formó parte del equipo de expertos que reunió Pedro Sánchez, una especie de "gobierno en la sombra", antes de las elecciones generales de 2015.

Bengoa, recuerdan en el PSOE, ya estuvo entre los candidatos para ocupar la cartera de Sanidad. El equipo de Sánchez manejó su nombre la primera semana de junio, antes de anunciar la composición definitiva del Consejo de Ministros.

Finalmente, el presidente se decantó por Carmen Montón. Pertenecía a la ejecutiva durante su primera etapa en Ferraz. Un mandato que empezó a tambalearse cuando, el 28 de septiembre de 2017, diecisiete integrantes de esa dirección federal dimitieron en bloque para forzar la caída del entonces líder del partido. Pese a las fuertes presiones que recibió Montón, la valenciana se mantuvo leal al secretario general.

“Hay que tomar medidas drásticas”

Según ha podido saber ECD por fuentes conocedoras de los contactos, varios dirigentes del PSOE llevaban todo el día trasladando directamente al presidente que el actual Gobierno ha llegado a La Moncloa para luchar contra la corrupción.

Y, teniendo en cuenta lo sucedido, y el hecho de tener solo 84 diputados, el Ejecutivo iba a quedar “muy debilitado”, casi “herido de muerte”, si Sánchez no tomaba medidas drásticas, como hizo cuando estalló el escándalo fiscal de Máxim Huerta.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo