Política

El Ejército del Aire se niega a revelar las horas de vuelo del Falcon de Sánchez y del Airbus del rey

Argumenta que se trata de información clasificada por el Ministerio de Defensa y de difusión limitada

Dassault Falcon 900 del 45 Grupo (Foto: Ejército del Aire).
photo_camera Dassault Falcon 900 del 45 Grupo (Foto: Ejército del Aire).

No es posible revelar cuántas horas han volado los cinco aviones Dassault Falcon 900 y los dos Airbus A310 que el Ejército del Aire utiliza para trasladar a las altas autoridades del Estado, especialmente los reyes, el presidente del Gobierno y los ministros.

Así lo ha considerado el Ejército del Aire, al responder a una solicitud de acceso a la información pública tramitada al amparo de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

En la resolución consultada por Confidencial Digital (que se leer pinchando aquí) se especifica que la solicitud de transparencia llegó el 25 de junio a la Unidad de Información de Transparencia del Ministerio de Defensa.

El autor de la petición solicitaba que se le facilitara la siguiente información: “Horas de vuelo en los últimos 24 meses de los 7 aviones, dos Airbus y cinco Falcon 900, pertenecientes a la flota del 45 Grupo de Fuerzas Aéreas”.

“No procede conceder acceso a la información”

El Ministerio de Defensa consideró que la competencia para responder a la solicitud correspondía al Estado Mayor del Ejército del Aire.

“Una vez analizada la solicitud de información, el Estado Mayor del Aire considera que no procede conceder el acceso a la información a que se refiere el requerimiento”, fue la conclusión a la que llegó el Ejército del Aire, según la resolución que firmó el entonces general Segundo Jefe del Estado Mayor del Aire (Sejema), el teniente general Francisco Javier Fernández Sánchez.

Información clasificada de difusión limitada

El entonces número dos del Aire justificó la negativa señalando que “la información requerida, relativa a horas de vuelo realizadas por aeronaves del Ejército del Aire, es una información clasificada nacional, concretamente perteneciente al Ministerio de Defensa”.

En la resolución incluso detalla la definición de información clasificada, según una instrucción sobre “Seguridad y Protección de la Información” en el Ejército del Aire: “Cualquier información o material respecto de la cual se decida que requiere protección contra su divulgación no autorizada y a la que se ha asignado, con las formalidades y requisitos previstos en la legislación, una clasificación de seguridad”.

La información clasificada en cuestión, sobre las horas de vuelo de los Falcon y el Airbus del 45 Grupo que trasladan al rey, a Pedro Sánchez y a los ministros “posee un grado de clasificación de Difusión Limitada (DL)”.

 

De acuerdo a la citada Instrucción General 40-6 “Seguridad y Protección de la Información en el Ejército del Aire (EA)”, firmada por el JEMA, la información clasificada con el grado de “Difusión Limitada” “podrá estar bajo custodia del usuario, pero se asegurará de que, mientras no se está utilizando, se encuentre en una Zona Administrativa de Protección [...] y no al alcance de cualquiera”. Además, “el usuario [...] no podrá sacar la información del entorno de trabajo dónde es custodiada”.

El Segundo Jefe del Estado Mayor del Aire concluyó que “en base a lo anterior, no es posible el traslado de la información requerida por esta vía al poseer un grado de clasificación Difusión Limitada”.

El teniente general Francisco Javier Fernández Sánchez ya no es Segundo Jefe del Estado Mayor del Aire, sino representante militar de España ante la UE y la OTAN. Tuvo que declarar como testigo en la investigación sobre la entrada en España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, causa en la que se están viendo salpicados cargos del Ministerio de Asuntos Exteriores (incluida la ex ministra Arancha González Laya), del Ejército del Aire, de la Policía Nacional...

En la resolución se añade que contra esta decisión cabe interponer recurso contencioso-administrativo ante un Tribunal Superior de Justicia en el plazo de dos meses o, previa y potestativamente, reclamación ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno en el plazo de un mes.

Polémica continua con el Falcon

La utilización de los aviones Falcon del Ejército del Aire persigue a Pedro Sánchez desde que llegó a la Presidencia del Gobierno, por aquel viaje a Castellón en el verano de 2018 en el que aprovechó para ir con su mujer al Festival Internacional de Benicássim.

Desde entonces, el Gobierno recibe numerosas peticiones para conocer datos del uso de las aeronaves de autoridades. El Portal de Transparencia es una de las vías para estas consultas, así como las preguntas parlamentarias por escrito que registran senadores y diputados de las Cortes Generales.

Cabe señalar a este respecto que OK Diario reveló recientemente que desde hace años no se difunden fotografías de la tripulación del 45 Grupo con las horas de vuelo que acumulan. Es una tradición aeronáutica, pero desde las 45.000 horas que conmemoraron en enero de 2016 (con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno) no se ha vuelto a ver esas fotos con nuevos hitos de horas de vuelo de los militares de los Falcon.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable