Política

Enfrentarse a Cayetana o a los barones: el nuevo dilema de Pablo Casado

Los líderes regionales se levantarán si la nombra portavoz, pero si no lo hace, se arriesga a que se convierta en una voz crítica en el Congreso (como hizo con Rajoy)

Cayetana Álvarez de Toledo, en un acto del PP.
photo_cameraCayetana Álvarez de Toledo, en un acto del PP.

Pablo Casado se encuentra ante uno de sus primeros grandes dilemas después de las convocatorias electorales del 28 de abril y el 26 de mayo. La elección de su portavoz parlamentario en el Congreso tiene alerta a los barones regionales del partido, que ya le advirtieron sobre algunos nombres que se manejaban en Génova.

Según explican al Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, importantes líderes autonómicos del partido ya expresaron, tras las elecciones generales, su rechazo a que Teodoro García Egea y Cayetana Álvarez de Toledo pudieran convertirse en la voz del partido en el Congreso.

Ambos figuraban en la lista de favoritos al cargo en Génova y, de hecho, el secretario general ha sido elegido, de forma interina, para el puesto. No obstante, su perfil no convencía a los barones: ninguno tenía experiencia, García Egea necesitaba centrarse en el partido, y Cayetana situaba al partido a la derecha, abandonando el centro.

Con esas opiniones aún presentes, Casado optó el lunes por nombrar portavoces provisionales,a la espera de tomar una decisión definitiva. Las opciones más sólidas, como se contó ayer en estas líneas, son Cuca Gamarra, Antonio González Terol y José Ignacio Echániz. No obstante, en las últimas horas, ha vuelto a resurgir la “opción Cayetana”.

Las fuentes consultadas por ECD explican que la designación de Inés Arrimadas como portavoz parlamentaria de Ciudadanos ha vuelto a cargar de argumentos a Casado para elegir a Álvarez de Toledo: “Eligió a Cayetana como contrapeso de Arrimadas en la lista por Barcelona a las generales. Ahora, puede hacer lo mismo en el Congreso”.

El dilema de Casado

Casado, afirman las fuentes consultadas, “se lo está pensando”. No obstante, no lo tiene nada claro. Todo ello porque, “haga lo que haga con Cayetana, va a tener problemas”.

En ese sentido, desde Génova recuerdan que la cabeza de lista por Barcelona es vista con recelo por parte de muchos barones regionales, que no aceptarían su designación: “Si Pablo apuesta por ella, tendrá a los líderes regionales en contra y volverá a tensionar al partido”.

No obstante, afirman las mismas fuentes, “dejar fuera a Cayetana también implica riesgos... para el propio Casado”.

Álvarez de Toledo, recuerdan, aceptó ir las listas de Casado porque “tenía expectativas muy elevadas”, por lo que no encajaría bien quedar relegada. Además, ya en su primera etapa como diputada, durante el gobierno de Mariano Rajoy, se convirtió en un “verso suelto” que criticó duramente al presidente.

Ahora, Casado puede convertirse en el blanco de Cayetana si se queda fuera de la dirección del Grupo: “Rajoy ya la padeció cuando le quitó de toda responsabilidad. Y Pablo corre el riesgo de que le pase lo mismo”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable