Política

Hablan los expertos: el féretro de Franco debe llevar la bandera de España sin escudo

La posición del Gobierno de que incluya el distintivo constitucional contradice la ley porque no es un acto oficial

Tumba de Franco en el Valle de los Caídos.
photo_cameraTumba de Franco en el Valle de los Caídos.

El proceso de exhumación de Francisco Franco ha encontrado un nuevo escollo entre el Gobierno y la familia del general. En previsión de los actos que pueden ocurrir a finales del mes de octubre, el Gobierno anunció esta semana, a través de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, que la exhumación de Franco no se llevará a cabo “en absoluto con honores militares, ni banderas”.

Esta ha sido la petición de la familia. En un comunicado, la Fundación Francisco Franco ha pedido al Ejecutivo que la exhumación se haga según el protocolo que obedece a los honores militares. Esta sugerencia, según la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, es “impropia del objetivo de la ley, que dice que no se le rindan honores y vaya a una tumba privada”.

Féretro cubierto con la bandera nacional

En el escrito de la Fundación Francisco Franco, la entidad ha pedido que el féretro sea cubierto con la bandera nacional durante el traslado e inhumación y transportado a hombros de familiares y allegados.

Este fue el principal tema debatido en una reunión que tuvo lugar el pasado miércoles entre un nieto de Francisco Franco y el Gobierno. El Ejecutivo se mostró en contra de que la bandera fuera otra que la bandera constitucional, es decir, la actual.

Esto supuso un choque a la petición de la familia, que se mostró abierta a que la enseña portase el Águila de San Juan, que se consideró el emblema oficial desde 1945 hasta 1977, un año antes de ser sustituido por el escudo actual en la redacción de la Constitución. El Gobierno rechazó este plano. Ante esto, la familia propuso que la bandera no mostrase ningún escudo, a lo que el Gobierno se mostró de nuevo en contra.

La Constitución no contempla el escudo

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con Carlos Fuente, vicepresidente de la Asociación Española de Protocolo y profesional en activo de Protocolo y Organización de Eventos, desde hace más de 40 años. Según Fuente, el escudo no tiene referencia en el artículo 4.1 de la Constitución, que define la bandera española.

Asimismo, la Ley de la Bandera de España establece que “el escudo de España figurará, en todo caso, en las banderas” que ocupen “lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica provincial o insular y municipal del Estado; en las sedes de los órganos constitucionales del Estado y en la de los órganos centrales de la Administración del Estado, los edificios públicos militares y en los acuartelamientos, buques, aeronaves y cualesquiera otros establecimientos de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad del Estado, y en los locales de las misiones diplomáticas y de las oficinas consulares, en las residencias de sus Jefes y, en su caso, en sus medios de transporte oficial”.

Otro escudo es ilegal

Quien fue responsable de protocolo de la Fundación Princesa de Asturias entre 1980 y 2013 apoya la sugerencia de que el féretro del General Franco lleve la bandera de España sin escudo. En todo caso, “como no se trata de un acto oficial de despedida o de traslado de restos con honores, no procede colocar el escudo oficial vigente”. Asimismo, Fuente ha recordado que, según la Ley de Banderas, “la colocación sobre la bandera de un símbolo, escudo o reclamo diferente del escudo oficial incurriría en ilegalidad”.

Sin embargo, el vicepresidente de la Asociación Española de Protocolo deja la decisión de la bandera en manos de la familia y ha recordado que “el féretro de Franco, como cualquier español, puede llevar la bandera de España sin escudo constitucional”, pero rechaza que lleve otro escudo, “pues no está permitido por la legislación”.

Según las fechas que maneja el Gobierno, el dilema debe resolverse en el espacio menor de una semana, el tiempo con que cuenta el Ejecutivo tras anunciar, el pasado 11 de octubre, que la exhumación se producirá antes del 25 de octubre. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ya aseguró que se realizará “en los primeros días de la semana que viene, una vez se decida otra pieza del dilema: el método del traslado, si por carretera o en helicóptero.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes