Política

Una filtración provoca un choque entre el Gobierno y ERC: “Carmen Calvo se ha ido de la lengua”

El anuncio de la vicepresidenta de una investidura antes de fin de año ha llevado a Esquerra a alargar las negociaciones hasta enero. Exige el mismo trato que a Podemos

Carmen Calvo.
photo_cameraCarmen Calvo.

ERC ya ha dejado claro que no habrá investidura antes de Navidad. Es la respuesta a la filtración del Gobierno de que planeaba investir a Pedro Sánchez, a toda prisa, entre Navidad y fin de año. Esquerra ha interpretado el anuncio como “una maniobra de presión”, lo que le ha llevado a alargar las negociaciones hasta el mes de enero.

“No se puede negociar con prisas y el posible acuerdo será en enero, porque vemos complicado avanzar en los próximos días”, advirtió este lunes la portavoz de Esquerra, Marta Vilalta, que es parte del equipo que negocia con el PSOE.

En ERC reconocen que están a la espera de que el Tribunal de Justicia Europeo falle, el próximo día 19, sobre la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado y que se defina su calificación penitenciaria.

Esa posición debilita los planes iniciales de Pedro Sánchez, que pasaban por terminar el año con el Gobierno en marcha. Ha asimilado ya que los republicanos necesitarán más tiempo del que se preveía para realizar el viraje del ‘no’ a la abstención.

Una investidura antes de final de año

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, la decisión de ERC de llevar las negociaciones al mes de enero es la respuesta al anuncio, indiscreto, del Gobierno de que trabajaba para una investidura de Pedro Sánchez entre Navidad y fin de año.

Hay que recordar que la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, aseguró efectivamente en el Congreso, durante la celebración del día de la Constitución, que “de aquí al día 31 de diciembre, hay tiempo” para convocar el pleno.

Otros miembros del Gobierno como la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, o el de Fomento, José Luis Ábalos, uno de los principales negociadores socialistas, se mostraron más cautos. Explicaron que algo así era “muy complicado” y que estaba “casi descartado”.

Pero la filtración de la vicepresidenta suponía una importante novedad. Hasta ahora se apuntaba que la última fecha disponible en 2019 era el lunes 16 de diciembre para que la investidura de Sánchez pudiera materializarse el jueves 19, en segunda votación.

“Carmen Calvo se ha ido de la lengua”

“Carmen Calvo se ha ido de la lengua”, explican a ECD diputados de Esquerra próximos a Gabriel Rufián. “Nosotros no tenemos ninguna prisa, si ellos la tienen pues ellos verán”, comentan.

Reconocen que la filtración no ha gustado en ERC porque la interpretan como una maniobra de presión. “Que dejen de mandarnos mensajitos a través de los medios”, afirman.

Por si esto fuera poco, los republicanos revelan que “se enteraron por la prensa” de los planes del Gobierno. “El PSOE aprovechó que nosotros no estábamos en el acto de celebración del día de la Constitución para filtrarle la fecha a los periodistas”, se quejan en privado.

Rebaja ahora la importancia de la fecha

El enfado ha sido trasladado al Gobierno que ha tomado nota. De hecho, la vicepresidenta en funciones ha insistido este martes, poco antes de que concluyera la cita negociadora en Barcelona, en que ve “mucho mes por delante” para llegar a un acuerdo con Esquerra.

Pero ha terminado afirmando que “nadie está en ninguna operación de retraso ni de prisa”, rebajando así la importancia de la fecha de la investidura.

“Calvo ya acabó fatal con Podemos”

Los deslices de la vicepresidenta no son nuevos. Al menos en Esquerra no extrañan. Según recuerdan a Confidencial Digital varios diputados de Esquerra, “Calvo ya acabó fatal con Podemos” en las negociaciones del pasado mes de julio.

Una circunstancia de la que también se quejaron entonces altos cargos del partido de Pablo Iglesias: “Llegó a filtrar documentos de las conversaciones que mantuvimos”.

La vicepresidenta en funciones, de hecho, fue la gran ausente en la foto de familia entre miembros del Gobierno, del PSOE y de Podemos que se tomó antes de la firma del preacuerdo entre Sánchez e Iglesias. Un pacto que ella misma había alejado en las entrevistas que concedió un día después de las elecciones del 10 de noviembre.

El PSOE apuesta por la “prudencia total”

Por eso, según las fuentes consultadas por ECD, Ferraz ha decidido “comenzar a caminar con pies de plomo” tras el incidente con Carmen Calvo. No se pasa por alto que el PSOE ya salió escaldado la semana pasada por una declaración pública del propio Pedro Sánchez.

El presidente en funciones realizó unas declaraciones en Londres, en las que aseguró que si hubiera investidura, los ciudadanos podían tener la certeza de que el pacto quedaría dentro de los márgenes de la Constitución y sería “público”.

ERC digirió mal también esas palabras porque interpretaron que Sánchez estaba dando por hecho el acuerdo. La vicesecretaria general, Adriana Lastra, que habla a diario con el portavoz de Esquerra en el Congreso, Gabriel Rufián, ayudó a rebajar la tensión. De ahí que Ferraz haya exigido ahora “prudencia total”.

Fuentes del PSOE aseguran que “todo está ya muy encarrilado”, y que el hecho de que la última reunión se haya celebrado en Barcelona “quiere decir mucho”.

ERC exige el mismo trato que a Podemos

Pese a ello, fuentes conocedoras de las negociaciones confirman a ECD que ERC ha exigido al equipo negociador socialista “el mismo trato que a Podemos”, esto es: “ni filtraciones, ni presiones a través de los medios”.

Una reivindicación que, según admiten altos cargos del Gobierno, Ferraz comenzó a cumplir este martes. ERC y PSOE empezaron este martes a las 10:00 la reunión en la Zona Franca de Barcelona. El lunes los equipos negociadores ya habían celebrado una cita “preparatoria” en medio de un total hermetismo.

Sin embargo, los partidos habían convocado a la prensa a las 12:00, aunque la cita comenzó dos horas antes. Esto demuestra, insisten dirigentes socialistas próximos a las negociaciones, “una nueva forma de avanzar de forma discreta evitando la presión de los informadores”.

La ubicación de la reunión en la Zona Franca de Barcelona, un sector industrial periférico de la capital catalana con poco transporte público y solo frecuentado por trabajadores y camiones, estaba pensada para evitar protestas.

De hecho, garantizar la seguridad del encuentro preocupaba a ambas partes. Concretamente, la discreta cita del lunes se celebró en la sede del Consorcio de la Zona Franca, un ente que preside Pere Navarro, ex primer secretario del PSC.

Este martes, el sitio elegido fue la sede del Área Metropolitana de Barcelona, la administración supramunicpal que agrupa los municipios cercanos a la capital y que preside Ada Colau (comunes), también alejado del centro para evitar protestas y rebajar la presión mediática.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?