Política

Juanma Moreno ya ha cerrado acuerdos con Vox: reducción de consejerías y recorte de gasto en Canal Sur

El interlocutor ha sido Santiago Abascal y el objetivo es evitar una negociación futura en la que se planteen exigencias difíciles de asumir por el PP

Juanma Moreno.
photo_camera Juanma Moreno.

PP y Vox han comenzado a caminar juntos en Andalucía. Macarena Olona ha dejado claro a Juanma Moreno que exigirá entrar en el Gobierno a cambio de apoyar su reelección. Y el presidente andaluz ha asumido que el partido de Santiago Abascal será decisivo en la próxima legislatura. De hecho, ya han alcanzado los primeros acuerdos.

El pasado lunes fue la candidata Olona quien se lo advirtió al presidente de la Junta de Andalucía, en el debate de Canal Sur: “Si tan solo necesita un escaño de Vox, una abstención, para ser presidente, no lo va a ser si Vox no está dentro del Gobierno”. 

Al día siguiente, el líder del partido, Santiago Abascal, remachó el clavo en un mitin en El Ejido (Almería): “Si tiene que haber un acuerdo con el PP, va a ser formando parte del Gobierno”.

El PP prepara el terreno

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes próximas al PP, el órdago de Vox ha movilizado al equipo de Moreno Bonilla.

Ha comenzado a “preparar el terreno” y a buscar salidas para no tener que gobernar con los de Abascal, pero ha comenzado a asumir que no tiene muchas opciones y la posibilidad de un Gobierno conjunto ya se ha puesto sobre la mesa.

En público, los populares insistirán en los días que quedan de campaña en que pretenden gobernar en solitario, pero no han cerrado la puerta en ningún momento de forma tajante a gobernar con Vox. 

Dirigentes del PP andaluz admiten en privado que lo hacen porque saben que, si la candidatura que encabeza Macarena Olona le obliga, tendrán que ceder, o de lo contrario habrá que repetir las elecciones. Un escenario que sí se descarta en el entorno del presidente de la Junta pese a las veladas advertencias de las últimas semanas.

Un pacto antes de las elecciones

Si se cumplen las encuestas y Moreno necesita el voto, o la abstención, de los diputados de Vox para ser reelegido presidente, el PP asume que la negociación se parecerá mucho a la que se desarrolló en Castilla y León tras las elecciones del pasado febrero: un Vox enrocado y dispuesto a no moverse ni un milímetro para desesperación de los populares.

Así las cosas, las fuentes del PP consultadas por ECD revelan que el equipo de máxima confianza del presidente de la Junta de Andalucía ha comenzado a trabajar en un escenario de un Ejecutivo con Vox, con un pacto incluso antes de las elecciones que salvaguarde las políticas sociales en la comunidad.

 

Para evitar exigencias incómodas

El objetivo es evitar una negociación, las semanas posteriores a los comicios del domingo de cara a la investidura, en la que el equipo de Olona despliegue una estrategia de confrontación, que ponga encima de la mesa exigencias difíciles de asumir para el PP. 

Se citan, por ejemplo, como “líneas rojas” cualquier retroceso en políticas sociales, como la derogación de las leyes andaluzas contra la violencia de género o el cambio climático, o la de memoria histórica.

Negociación discreta con Abascal

Para ello, según ha podido saber ECD por fuentes conocedoras de los contactos, el equipo de Juanma Moreno está negociando discretamente con el líder de Vox, Santiago Abascal, para cerrar los tres primeros pactos de la nueva legislatura. Serán los siguientes: reducción de consejerías, recorte de gasto en Canal Sur y una “guerra fiscal” contra Pedro Sánchez.

Algunas de las conversaciones las ha protagonizado el propio presidente andaluz con Abascal y Moreno Bonilla ha concluido que podría lograr un acuerdo sin las medidas más polémicas de Vox. 

Santiago Abascal presidirá el próximo lunes el Comité de Acción Política del partido, acompañando a la candidata Macarena Olona, donde se decidirá –ya con los resultados de las elecciones del 19-J en la mano- la estrategia de enfrentamiento con el PP hasta la investidura en el Parlamento andaluz.

Reducir el número de consejerías

En el equipo de Juanma Moreno asumen también que para dar estabilidad a la legislatura, empezando por la aprobación de unos nuevos presupuestos regionales, el presidente de la Junta debe buscar el apoyo o, al menos la abstención, de alguna de las restantes fuerzas políticas y ahí es donde Vox resultará decisivo.

Como primera medida, según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, los equipos de Moreno Bonilla y Abascal han pactado una reducción de la Administración andaluza a instancias de Vox, que viene reclamando el cierre de “chiringuitos” regionales en el actual contexto económico. 

Aseguran además que el recorte llegará hasta las delegaciones provinciales, según admiten fuentes del PP andaluz. Se daría cumplimiento así a una de las banderas de Vox, la eliminación del “gasto superfluo”, cuya cesión no provocará un especial desgaste al presidente de la Junta. Todo lo contrario.

Recortes de presupuesto en Canal Sur

Por otro lado, la postura de Vox con respecto a Canal Sur ha cambiado radicalmente en los últimos días. El debate electoral del pasado lunes, emitido en la televisión pública andaluza, dejó claro que la formación no está dispuesta a cerrar la cadena en caso de gobernar en Andalucía.

No podría, aunque realmente quisiera hacerlo. El Estatuto de Autonomía de Andalucía se lo impide, pues este garantiza la existencia de la cadena pública. 

Para acabar con la RTVA, que engloba a la radio y a la televisión autonómica, PP y PSOE, como grupos mayoritarios, tendrían que ponerse de acuerdo para acometer una reforma del Estatuto. Un escenario difícil de imaginar, ya que ninguno de los dos grandes partidos está dispuesto a cerrar Canal Sur.

Sin embargo, el PP sí se abre a acometer un recorte de presupuesto en la cadena pública andaluza para contentar a los de Macarena Olona, según fuentes que están estos días en la cocina de la negociación con Vox.

Los populares no se cierran en banda a modificar el número de miembros del Consejo de Administración del ente público que hasta ahora está compuesto por nueve representantes, personas físicas con suficiente cualificación y experiencia profesional, y que se negocia ahora reducirlo a cinco. Se trata de un plan similar al que se llevó a cabo también hace unos meses en Telemadrid.

Lanzar una “guerra fiscal” contra Sánchez

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que Juanma Moreno y Santiago Abascal también han acordado abrir paso a una batería de rebajas fiscales en la comunidad que choquen con la política antagónica del Gobierno de Pedro Sánchez.

Auguran una dura batalla entre ambas administraciones a la hora de definir las bases de la nueva financiación autonómica.  

La intención del Ministerio de Hacienda de acelerar la armonización del Impuesto sobre el Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones para frenar las bonificaciones que aplican algunas de las autonomías gobernadas por el PP, especialmente la Comunidad de Madrid, será el centro de este enfrentamiento.

Fuentes del Palacio de San Telmo anticipan que, tras el claro triunfo electoral que se prevé el 19-J, exprimirán aún más sus opciones de rebajar tarifas en los tributos cedidos, como el tramo autonómico del IRPF, y toda una batería de nuevas desgravaciones y ventajas fiscales para marcar aún más la diferencia con el Ejecutivo central.

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes