Política

El Gobierno se planteó adelantar la vacunación de Ábalos y Escrivá para trasladar el mensaje de que AstraZeneca no es peligrosa

Se barajó anticipar una semana su inmunización pero Moncloa lo impidió para evitar un nuevo escándalo de políticos que se saltan la cola

Dos profesionales sanitarios, en un dispositivo de vacunación contra la COVID-19 en el Centro Cultural Miguel Delibes, en Valladolid, Castilla y León (España), a 9 de marzo de 2021.
photo_camera Dos profesionales sanitarios, en un dispositivo de vacunación contra la COVID-19 en el Centro Cultural Miguel Delibes, en Valladolid, Castilla y León (España), a 9 de marzo de 2021.

Los primeros días del mes de abril fueron los más caóticos en la campaña de vacunación. La confusión generada con la variante de AstraZeneca se tradujo en el mayor rechazo a la vacuna en España desde diciembre. Fue tal la alarma, que el Gobierno se planteó algún gesto para calmar a la población, como adelantar la inmunización de ministros.

Hay que recordar que el cambio de estrategia del Ministerio de Sanidad, primero a favor y luego en contra, llevó a muchos ciudadanos que estaban citados a dudar de la seguridad de la vacuna anglosueca, lo que provocó que, en cuestión de horas, en autonomías como Madrid el porcentaje de rechazo pasara del 2% al 60%.

Vacunar a ministros para rebajar la alarma

Seis ministros han recibido ya la primera dosis de alguna de las vacunas contra el coronavirus. El último de ellos, el de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, de 61 años, fue vacunado el pasado lunes, en Valencia, con AstraZeneca.

El vídeo del día

López insiste en la necesidad de una ley de pandemias

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, de 60 años, recibió el 14 de abril su primera dosis de AstraZeneca, en el madrileño Hospital Isabel Zendal.

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes del Gobierno conocedoras de los planes, que altos cargos del Ministerio de Sanidad llegaron a plantear, frente al rechazo que estaba generando en España la vacuna de Oxford, la posibilidad de que los miembros del Ejecutivo que perteneciesen al grupo de edad al que se le aplican las dosis de Astrazeneca siguieran la estela de líderes políticos de otros países y dieran ‘ejemplo’ inoculándose la vacuna, con el fin de despejar las dudas existentes en la opinión pública.

La siguiente en vacunarse ha sido la ministra de Educación, Isabel Celáa, de 71 años, atendida el pasado 16 de abril en un centro de salud en Madrid.

En su caso, al igual que con el titular de Universidades, Manuel Castells, estaba ya previsto que recibieran la vacuna de Pfizer, y eso les dejaba fuera del plan ideado estudiado por el Gobierno para transmitir el mensaje a la población de que AstraZeneca no es peligrosa.

Moncloa vio riesgo de un nuevo escándalo

Fuentes de Moncloa cuentan a ECD que el plan de realizar una vacunación pública de ministros fue rechazado muy pronto por Presidencia, que apreció un elevado riesgo de que estallase un nuevo escándalo.

Se tuvo en cuenta que no convenía alterar el plan fijado desde el comienzo de la pandemia, y se optó por que los ministros se vacunaran cuando les tocase su turno y con las dosis que les correspondiese. Es el mensaje en el que ha insistido el Gobierno desde el primer día, y resultaría difícil de justificar ahora el giro.

Además, no se pasó por alto que, desde finales de diciembre, las primeras semanas del proceso de vacunación en España estuvieron salpicadas de polémicas por los casos de responsables políticos (alcaldes, concejales...) que se saltaron el calendario y recibieron la primera dosis de la vacuna en la fase reservada a los grupos de riesgo.

La sucesión de escándalos se saldó con algunas dimisiones, como la del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, el general del Aire Miguel Ángel Villarroya.

Y, a raíz de esa polémica ,surgieron dudas sobre si los responsables de las principales instituciones del Estado se habían vacunado ya. La Casa del Rey aseguró que ni Felipe VI, ni la reina Letizia, ni sus hijas, habían sido inmunizados.

Seis ministros han sido ya vacunados

El primer ministro en recibir la vacuna, también de AstraZeneca, fue el de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, de 64 años, el pasado 26 de marzo, en Cataluña. “Las vacunas son seguras y eficaces, y entre todos acabaremos con el Covid-19”, declaró tras recibir la inyección

También se vacunó con AstraZeneca -la marca reservada a personas de entre 60 y 69 años- la ministra de Defensa, Margarita Robles, de 64 años. Fue el pasado 1 de abril, en el estadio Wanda Metropolitano, convirtiéndose así en la segunda ministra en inmunizarse con la vacuna de Oxford, aunque ocurrió antes de desatarse las dudas sobre ella.

El 7 de abril le tocó el turno al ministro de Universidades, Manuel Castells, de 79, perteneciente por su edad a uno de los grupos prioritarios. El ministro de Unidas Podemos recibió la vacuna de Pfizer, en Barcelona.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?