Política

Pedro Sánchez convierte la exhumación de Franco en su principal baza para ganar las elecciones

Moncloa ha puesto en marcha una ofensiva para venderlo como la derrota final del franquismo. El PSOE utilizará la Memoria Histórica para hacerse con el voto de la izquierda

Homenaje de Pedro Sánchez a las 'Trece rosas' tras la exhumación de Franco.
photo_cameraHomenaje de Pedro Sánchez a las 'Trece rosas' tras la exhumación de Franco.

A pesar de que anteriormente se había comprometido a no organizar un espectáculo con la salida de Franco del Valle de los Caídos, el Gobierno convirtió este jueves la exhumación en una maniobra de propaganda electoral, en la que participaron el presidente y la vicepresidenta. El trasfondo es que se ha propuesto convertir ese acto, y en general la Memoria Histórica, en la baza para ganar las elecciones.

El operativo montado por La Moncloa para la exhumación de Franco consistió en darle la máxima cobertura, facilitando la actividad de los medios informativos, para lo cual organizó un sistema de acreditaciones y el traslado de los periodistas (500 informadores, de 120 medios y 18 países) a las dos zonas de interés, el Valle de los Caídos y el cementerio de Mingorrubio.

Además, el plan incluyó la retransmisión en directo a cargo de Televisión Española, que desplegó una veintena de cámaras y ofreció imágenes a cadenas de todo el mundo, lo mismo que hizo la agencia oficial EFE con las fotografías.

Pedro Sánchez en persona

Mientras se estaba desarrollando la exhumación, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, protagonizó ya a mitad de la mañana una comparecencia ante los medios aprovechando otro acto, y después fue entrevistada por laSexta.

Sin que se hubiera conocido con antelación, Pedro Sánchez compareció también a las tres de la tarde, a la hora de los telediarios de las principales televisiones, desde La Moncloa, con una declaración institucional.

“Por encima de todo -dijo-, España cumple hoy consigo misma. Con esta decisión, se pone fin a una afrenta moral como es el enaltecimiento de la figura de un dictador en un espacio público”. El homenaje a quien oprimió al país durante cuatro décadas era un “agravio” a la propia democracia y era un “deber” ponerle fin.

“Nos costó mucho -afirmó- deshacernos de un régimen represor y casi nos ha costado el mismo tiempo deshacernos del artífice. Caben muchas interpretaciones sobre el momento, cada cual tiene sus interpretaciones, pero el Gobierno de España anunció que se haría cuando fuera posible y este es el momento y así se ha hecho, ni un día antes ni un día después”.

Abrir las fosas de la guerra civil

Pero, sobre todo, a dos semanas de las elecciones generales, Sánchez se comprometió a abrir las fosas de víctimas de la guerra civil y del franquismo existentes en toda España, para lo cual habrá financiación del Estado.

“El mausoleo del Valle de los Caídos -dijo- fue levantado con el sacrificio de millares de presos políticos de la dictadura. Allí fueron trasladados más de 34.000 víctimas de la Guerra Civil. Más de un tercio de ellos todavía sin identificar hoy. Muchos de ellos reposan en ese lugar sin consentimiento o con desconocimiento de sus familiares. Es una infamia que más pronto que tarde deberá de ser reparada, como habrá que serlo que existan miles de fosas dispersas por nuestra geografía. Es una aberración que tenemos que afrontar con decisión”.

Una deuda

Esa reparación se ha de hacer con urgencia, añadió, “por justicia y por dignidad, pero sobre todo por humanidad”

La España de hoy tiene una deuda con esas familias. La España de hoy tiene una deuda con los españoles que lucharon en la Segunda Guerra Mundial para combatir el fascismo en Europa, es deudora de los españoles que se vieron forzados al exilio y es deudora de los españoles abandonados a su suerte en campos de extermino y su Gobierno les daba la espalda y les consideraba apátridas”.

Fuentes del Gobierno han añadido que serán desalojados del Valle de los Caídos todos los allí enterrados cuyos familiares así lo reclamen.

La mayor baza electoral

Por su parte, el ministro de Fomento, y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, afirmó ayer que las víctimas del franquismo tenían que salir “con orgullo” a la calle.

Dentro de la ofensiva para explotar electoralmente la exhumación de Franco, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, protagonista silenciosa de los actos, fue entrevistada por la noche en la Cadena SER.

Fuente socialistas confirman que la intención del partido, y del Gobierno, es convertir el acto desarrollado en el Valle de los Caídos, y la promesa del presidente de abrir las fosas y rescatar a todos los que sigan enterrados en cunetas por toda España, es decir, la Ley de Memoria Histórica, como el principal instrumento para movilizar al electorado socialista de cara al 10-N, pero también hacerse con un voto, el de la izquierda en general, que consideran suyo.

Confían en que esa estrategia haga revertir la intención de voto que ahora reflejan las encuestas, que de forma casi unánime dan un retroceso electoral del PSOE, hasta el punto de que podría perder alguno de los 123 diputados que ahora tiene.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado duramente al Gobierno y a Pedro Sánchez, por haber convertido la exhumación de Franco en una maniobra electoral para ganar votos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?