Política

La ausencia de aplausos de Podemos visualiza la falta de acuerdo con el PSOE para la investidura

Pedro Sánchez dejó para el último minuto las referencias a la alianza con Pablo Iglesias y a la crisis en Cataluña

Pedro Sánchez en el discurso de investudura
photo_cameraPedro Sánchez en el discurso de investudura

“Facilitemos entre todos la formación de Gobierno”, del Gobierno “mandato por las urnas”, del “único Gobierno posible”: esos han sido alguno de los mensajes que Pedro Sánchez ha lanzado en el discurso con el que ha presentado su investidura ante el Congreso de los Diputados este lunes 22 de julio.

El líder del PSOE ha comenzado su discurso con mensajes ambivalentes hacia la derecha del hemiciclo. Por un lado, ha cargado duramente contra “la bancada conservadora”, en referencia al Partido Popular y a Ciudadanos, por haber pactado con Vox gobiernos municipales y autonómicos.

En ese contexto, ha iniciado su intervención con palabras solemnes para dejar claro que la violencia machista no se debe matizar, ni banalizar, ni minusvalorar, lo que a su juicio están permitiendo PP y Cs para conseguir los votos de Vox.

Pero, al mismo tiempo, ha deslizado un mensaje que, sin citarles explícitamente, iba dirigido a los diputados dirigidos por Pablo Casado y a los que encabeza Albert Rivera.

“Les pido”, ha dicho Sánchez a toda la cámara, “que facilitemos entre todos la formación de Gobierno y luego hagan oposición”. En el mensaje iba implícito la petición de que los partidos del centro derecha se abstengan, que no bloqueen la formación “del único Gobierno posible”, para que no se repitan las elecciones generales.

Al término del discurso, ha sido más explícito, al solicitar que PP y Cs "levanten las barreras" y no bloqueen la formación de Gobierno.

Podemos no aplaude

Estos llamativos se han producido sin que haya habido, al menos visiblemente, reacciones por parte de los aludidos. Albert Rivera escribía por el móvil o tomaba notas, mientras que Pablo Casado se ha limitado a escuchar al presidente y a intercambiar comentarios con su número dos, Teodoro García Egea.

Santiago Abascal y Pablo Iglesias han pasado gran parte del discurso de Sánchez tomando notas. Pero en el caso de Iglesias, lo llamativo es que ni él ni los otros 41 diputados de Unidas Podemos han secundado a los 122 diputados del Grupo Socialista y a los ministros cuando han aplaudido las promesas y medidas que ha esbozado Sánchez de lo que pretende ser su programa de Gobierno. Sólo han aplaudido, como casi toda la cámara, cuando ha recordado a las víctimas de la violencia doméstica.

Pese a que PSOE y Unidas Podemos se encuentran negociando, casi contrarreloj, un pacto que en principio incluirá a ministros de Podemos en el gabinete de Pedro Sánchez, Iglesias y sus diputados se han mantenido impetérritos ante esos anuncios de medidas, en muchos casos de promesas sociales.

Dos horas hasta referirse a Podemos

A diferencia de lo que ocurrió en su discurso de la moción de censura, en esta ocasión Sánchez ha desgranado con detalle, a lo largo de dos horas, las medidas que pretende implantar en esta legislatura.

Pedro Sánchez ha tardado dos horas en hacer referencia al hecho de que el Gobierno que formará si consigue ser investido como presidente tendrá que incorporar nombres de Podemos. El líder del PSOE se ha centrado a explayarse con su programa, sin explicitar que parte de esas medidas tendrán que ejecutarlas ministros de Podemos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?