Política

Los sindicatos están firmando de forma generalizada convenios que esconden bajadas de salarios

Los acuerdos en sectores como el metal, comercio, empresas de seguridad… incluyen subidas como máximo del 2% que, con la inflación del 5% y la congelación de años anteriores, suponen una pérdida de poder adquisitivo

Sindicatos
photo_camera Sindicatos

Los sindicatos han comenzado a comparar el dato del IPC de noviembre, oficializado este miércoles en un 5,5%, con el 1,49% que han subido este año los salarios. Y han decidido que ha llegado la hora de las movilizaciones en la calle. Sin embargo, mientras tanto, CCOO y UGT están aceptando discretamente acuerdos que esconden bajadas de salarios.

Públicamente, CCOO y UGT convocaron este jueves concentraciones en Madrid, delante de la sede de la CEOE, en Valencia y en Valladolid, para reivindicar una subida de salarios que minimice el impacto de la inflación en el poder adquisitivo.

La patronal CEOE mantiene la postura contraria y está advirtiendo sobre la delicada situación del tejido industrial por el aumento de los costes de producción, además de prevenir contra el traslado de una inflación transitoria a los salarios.

7 millones de trabajadores afectados

Hay que tener en cuenta que, durante los once primeros meses del año, el Ministerio de Trabajo ha registrado 2.757 convenios, que regulan las condiciones de más de 7 millones de trabajadores

Pero ni los convenios sectoriales ni los de empresa se acercan a las cifras de la inflación. La media es un aumento del salario del 1,49%, con un 30% del total de trabajadores con una subida inferior al 1%.

Convenios que esconden bajadas de salario

La situación tampoco va a cambiar de cara al próximo año. Hay que recordar que los salarios de los trabajadores se indican en los convenios colectivos. 

Pese a la reclamación en público de CCOO y UGT a las patronales, las centrales mayoritarias están firmando, de forma generalizada, convenios en empresas que esconden en realidad bajadas de salario, según denuncian a Confidencial Digital representantes sindicales de distintos sectores económicos.

CCOO y UGT están aceptando de manera masiva convenios con subidas salariales de entre el 1% y el 2% para 2022. Se ven afectados sectores como el de la Industria de Servicios e Instalaciones del Metal, el de comercio, el de empresas de seguridad privada, el de artes gráficas y editoriales, entre otros.

Nuevas bajadas de sueldo en el futuro

Por si esto fuera poco, las fuentes sindicales advierten de que los convenios pactados ahora con subidas acordadas del 2% en 2022 y 2023, implicarán nuevas bajadas salariales si el IPC de esos años fuera superior a ese 2%. Un escenario probable, especialmente el año que viene, en previsión de un contexto con la inflación disparada.

 

Defienden que todo convenio firmado con una subida salarial inferior al IPC acumulado desde las últimas tablas del convenio anterior es un convenio que realmente incluye una rebaja salarial disfrazada de subida salarial.

Critican que, con la inflación por encima del 5% y la congelación de años anteriores, se traduce en una pérdida de poder adquisitivo.

Sería necesaria una subida de los salarios del 6%

Sus cálculos les llevan a concluir que todo convenio firmado con una subida salarial inferior al 6% para el 2022 es un convenio con rebaja salarial.

Recuerdan que en un convenio cuyas últimas tablas salariales fueran de 2015 se tendría que aplicar una subida acumulada de más del 10% para calcular las tablas de 2021. Además de que se tendrían que calcular las tablas de 2016, 17, 18 y 19 aplicando las subidas acumuladas del IPC hasta cada año.

Mercadona ha adaptado el sueldo a la inflación

En este contexto, Mercadona subirá el sueldo a su plantilla a partir del 1 de enero del próximo año para adaptarlo a la inflación, es decir, con el fin de aplicar la subida del IPC al cierre de este ejercicio, que se prevé se sitúe en el entorno del 5%, de modo que sus empleados no pierdan poder adquisitivo.

El líder de la distribución se convierte así en la primera gran empresa que toma medidas para evitar la pérdida de poder adquisitivo de sus más de 93.000 empleados en España por la inflación. A fecha de hoy, todavía no se puede asegurar que el incremento del IPC vaya a ser del 5% al cierre del año.

No obstante, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,4% en noviembre en relación al mes anterior y situó su tasa interanual en el 5,6%, dos décimas más que en octubre y su nivel más alto en 29 años, debido el encarecimiento de los alimentos y, en menor medida, de las gasolinas.

Con el dato de noviembre, el más elevado desde septiembre de 1992, el IPC interanual encadena su undécima tasa positiva consecutiva.

Los pensionistas no pierden poder adquisitivo

En cambio, los que no pierden poder adquisitivo son los pensionistas, que verán aumentadas sus retribuciones un 2,5% el próximo año. El incremento del 3% de las pensiones mínimas y las no contributivas ya quedó establecido en los Presupuestos de 2022.

El 2,5% de incremento de las pensiones contributivas se obtiene por el IPC medio entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021, la fórmula con la que a partir de ahora se indexarán las pensiones. Esto supone también que los pensionistas recibirán a finales de enero la denominada ‘paguilla’, del 1,6% por la diferencia entre el 0,9% de aumento que se les dio a cuenta y la realidad, algo que no ocurrirá con los funcionarios.

De esta manera, la pensión mínima de jubilación en el caso unifamiliar será de 10.103 euros anuales (721 euros por 14 pagas) y de hasta 12.467 euros con cónyuge a cargo (890 mensuales). La pensión máxima será de 39.468,66 anuales (2.819 euros por mes).

Películas, series y documentales de estreno en Netflix España en Junio de 2022

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable