Política

El PSOE utilizará a ERC, PNV y Compromís para meter presión a Podemos

El objetivo es que estos partidos, socios en la investidura, desmonten que existe “una mayoría social” que exige un gobierno de coalición con Pablo Iglesias

Pedro Sánchez y Aitor Esteban.
photo_cameraPedro Sánchez y Aitor Esteban.

“No es no”. Pedro Sánchez parece haber recuperado ese lema, empleado para rechazar el apoyo socialista a la investidura de Rajoy, para vetar la entrada de Pablo Iglesias al futuro Consejo de Ministros. Una decisión que, pese a la amenaza de Podemos de votar en contra de la reelección del presidente, apoyan desde Ferraz... y desde otras formaciones.

Las fuentes del PSOE consultadas por Confidencial Digital explican que la “unidad” del partido sobre esta postura es absoluta: “Tanto la comisión ejecutiva federal, como las direcciones regionales, y el propio Gobierno, tenemos claro que el modelo a seguir es el que se está ofreciendo, con ministros independientes pero no pertenecientes a Podemos”.

En ese sentido, aseguran que “no existe una movilización social”, como dice Pablo Iglesias, para que él o cargos de la formación morada sean ministros: “Su exigencia responde más bien a un asunto partidista, personal, y es lo que hay que poner en valor”.

Campaña de los socios de investidura

El PSOE, de hecho, cuenta ya con el respaldo de otros socios, que no ven “imprescindible” la entrada de Podemos en el Consejo de Ministros: “Compromís apoyará la investidura en cualquier escenario, el PNV prefiere que no entren, y ERC está presionando a Iglesias para que rebaje sus exigencias”.

El siguiente paso, añaden desde Ferraz, es que estas formaciones hagan públicas sus posturas, con el objetivo de desmontar esa “mayoría social” a favor de la coalición de la que habla Iglesias.

El PSOE considera que, tras el respaldo de los sindicato a las tesis de Iglesias, este pronunciamiento de PNV, ERC y Compromís es fundamental.

La única forma de que el líder de Podemos dé marcha atrás, añaden, es que “vea que está solo”. Y, si el resto de partidos -salvo “las tres derechas y sus socios”- son proclives a facilitar la investidura, “se lo puede pensar”.

La alternativa de los “terceros partidos”

De hecho, algunos dirigentes socialistas consultados insisten en la hipótesis de que puede haber una mayoría alternativa para la investidura sin depender de los “síes” de Podemos. Después de hablar con los “terceros partidos”, esa opción se ve más posible que hace una semana, aunque todavía “lejana”.

A día de hoy, Pedro Sánchez podría obtener 150 votos a favor (de PSOE, ERC, PNV, Compromís, PRC y Bildu) y 149 en contra (de PP, Ciudadanos y Vox). Con la abstención de JxCAT solicitada ayer por los diputados presos, los socialistas necesitarían que tanto Coalición Canaria como Navarra Suma no voten en contra para seguir teniendo más votos positivos que negativos.

Esa circunstancia, reconocen, se antoja complicada, después de que los socialistas hayan arrebatado el gobierno de las islas a CC y hayan dado la presidencia del Parlamento de Navarra a Geroa Bai. No obstante, “también podrían abstenerse y obligar a Unidas Podemos a decidir si facilitan la investidura o votar con las tres derechas”.

Tampoco se descarta que los siete diputados de En Comú, dentro de la bancada morada, voten a favor después que el PSC haya dado la alcaldía de Barcelona a Ada Colau. En ese escenario, ni los cuatro votos más en contra de Coalición Canaria y Navarra Suma impedirían que hubiese más “síes” que “noes”, por lo que la última palabra la tendría Podemos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?