Política

Puigdemont celebrará en enero su primer Consell per la Repùblica en “suelo catalán”

Lo convocará en Perpiñán, aunque no se instalará de forma estable en esa localidad francesa sino que seguirá residiendo en Waterloo. El mensaje que lanzará: “Ja soc aquí”

Carles Puigdemont.
photo_cameraCarles Puigdemont.

La sentencia europea sobre Oriol Junqueras ha abierto a Carles Puigdemont las puertas de la inmunidad parlamentaria, lo que en teoría le permitiría moverse por toda Europa, España incluida. De momento, el ex president no cruzará la frontera con Francia, pero convocará un Consell per la Repùblica a principios de año en Perpiñán.

Gonzalo Boye, abogado de Puigdemont, y otros dirigentes independentistas, le han recomendado “prudencia” y que no vuelva por ahora a España.

“Visto lo visto con el señor Junqueras creo que es poco de fiar el respeto a la inmunidad que pueda tener el Tribunal Supremo”, ha declarado Boye en una entrevista en Radio Euskadi.

Consell per la Repùblica en “suelo catalán”

Según fuentes de JxCat conocedoras de los próximos pasos del ex president, consultadas por Confidencial Digital, Puigdemont y su círculo de confianza estudian, como paso previo, convocar en enero un Consell per la República -esa suerte de Gobierno independentista en la sombra- en la localidad francesa de Perpiñán, la capital de la “Cataluña norte” para los nacionalistas catalanes.

El territorio de los condados de Rosellón y Cerdaña formó parte de Cataluña, y por tanto de España y, antes, de la Corona de Aragón desde la firma del Tratado de Corbeil, en 1258, hasta que España entregó ese territorio de nuevo a Francia con el Tratado de los Pirineos, en 1659.

Se trata de un gesto de una gran carga simbólica, y que ha comenzado a ser preparado discretamente por personas cercanas al ex president, como decimos, para escenificar después de las vacaciones navideñas.

El equipo jurídico de Puigdemont en Waterloo, que llevaba semanas considerando probable la inmunidad, había comenzado a planificar la estrategia a seguir para que el líder de Junts per Catalunya (JxCat), como señaló Boye en un artículo en El Nacional.cat, inicie el 2020 “con una realidad jurídica favorable que permita devolver el conflicto entre Cataluña y el Estado al ámbito del que nunca debió salir, el político”.

El mensaje: “Ja soc aquí” (“He vuelto”)

Las fuentes consultadas por ECD explican que Puigdemont y su entorno ultiman una nueva fase política que culmine con un adelanto electoral en Cataluña, que permita al ex president regresar como candidato con un apoyo mayoritario del independentismo.

Por eso, pretende que esa reunión del Consell per la Repùblica sirva para lanzar el mensaje: “Ja soc aquí” (“He vuelto”), con un cierto paralelismo al discurso que pronunció Josep Tarradellas desde el balcón del Palau de la Generalitat en 1977, tras regresar de su exilio en Francia.

Desde ese momento, Puigdemont tratará de presentarse como candidato a la Generalitat manteniendo su acta de eurodiputado, con lo que conservaría la inmunidad, y, una vez elegido diputado catalán, decidirá a qué acta renuncia.

En una reunión hace unas semanas en Waterloo, Carles Puigdemont trasladó a los dirigentes de JxCat allí presentes su firme voluntad de encabezar la candidatura nacionalista, al ser más que probable la inhabilitación de Quim Torra por desobediencia, tal y cómo se anunció la semana pasada.

ECD ha podido confirmar en el entorno del ex president que, entre los movimientos que estudian Puigdemont y su círculo de confianza para las próximas semanas, se ha descartado por ahora abandonar la mansión de Waterloo.

Se había especulado en los últimos meses con que el ex president se instalase de forma estable en Perpiñán, donde el Consell per la Repùblica abrió una delegación el pasado mes de noviembre.

Ya amagó con desplazarse a Perpiñán

Carles Puigdemont ya amagó con desplazarse en julio de 2018 al municipio francés, donde estaba invitado a participar en un coloquio con el director de TV3, Vicent Sanchis, y el activista independentista Jordi Borràs, sobre el enfoque mediático del proceso del 1-O.

El temor a ser apresado por la policía francesa hizo, entonces, que no se moviera de Bélgica.

Pese a ello, Puigdemont pronunció una frase aquellos días que ahora recobra importancia: “Podré tardar 20 años en pisar suelo español, pero estoy seguro de que no voy a tardar 20 años en pisar suelo catalán”. Un hecho que consumará en unas semanas en el Consell per la Repùblica que convocará con dirigentes de JxCat en Perpiñán, “suelo catalán” según los nacionalistas.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes