Política

Franco no se mueve en agosto: no habrá providencia del Supremo sobre la exhumación

El Alto Tribunal no se pronunciará sobre los recursos de la familia, de la Fundación Francisco Franco, de la Abadía y de la Asociación de Defensa del Valle

Tumba de Franco.
photo_cameraTumba de Franco.

El Tribunal Supremo descarta pronunciarse sobre la exhumación de Franco este mes de agosto. Durante este período, declarado “inhábil” en la Justicia, tan solo permanecerá operativa la denominada “sala de vacaciones”, que se dedica a tramitar asuntos de máxima urgencia.

El traslado de los restos del dictador desde el Valle de los Caídos al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, quedó paralizado en el mes de junio. Era la fecha que había previsto el Gobierno para la exhumación pese al recurso interpuesto por la familia ante el Supremo.

El Alto Tribunal decidió suspender la exhumación “de forma cautelar” por el “interés público” y por “las singulares y únicas circunstancias que concurren en el caso”.

La Sala, que se refirió a Franco como “Jefe de Estado desde el 1 de octubre de 1936 hasta su fallecimiento”, consideró que se podía producir un “perjuicio irreversible” si la decisión del Ejecutivo socialista resultaba “contraria a Derecho”.

No habrá providencia en agosto

Pues bien. Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, el Supremo tiene decidido resolver a la vez todos los recursos que han interpuesto los afectados antes de pronunciarse sobre la exhumación del dictador.

Sin embargo, el procedimiento va a registrar ahora un parón por las vacaciones de verano. El Alto Tribunal ha comunicado a las partes que no dictará ninguna providencia durante el mes de agosto, lo que retrasará también la sentencia definitiva.

Hay que recordar que quedan pendientes de resolver los recursos presentados por la Fundación Nacional Francisco Franco, por la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos y por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Al Pardo o a La Almudena

A mediados de marzo, el Gobierno anunció que en junio los restos de Franco serían trasladados al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo. Este lugar, que depende de Patrimonio Nacional, es donde residen actualmente los restos de la mujer del dictador, Carmen Polo.

En esta operación no se iban a permitir imágenes ni una convocatoria pública. La noticia fue bien recibida por los gerentes de negocios de la zona, que pronosticaban que el traslado atraería a potenciales clientes que acudirían al sepelio.

Sin embargo, la familia Franco se negaba a trasladar los restos a este lugar y solicitó un informe para estimar si la Catedral de la Almudena era un lugar “seguro” para inhumar los restos. La respuesta fue afirmativa: se determinó que sí reunía las condiciones necesarias. Este trabajo fue presentado ante el Tribunal Supremo en una vista pública.

Este era un paso más en la estrategia legal de la familia para tratar de evitar la salida de los restos del actual emplazamiento y para conseguir que, en caso de que sean trasladados, se inhumen en la Catedral de la Almudena.

En un comunicado, el Gobierno señaló a principios de junio que la suspensión cautelar que pidió el Supremo “no indica nada sobre el fondo del asunto” y se manifestó “convencido” de que el Alto Tribunal desestimará los recursos y se podrá retomar el proceso. Por ahora, habrá que esperar hasta septiembre.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?