Seguridad

Interroga si consiguieron cerrar los colegios electorales

Asuntos Internos de los Mossos investiga... a la Policía Nacional y a la Guardia Civil

Perplejidad entre los agentes autonómicos que declaran por el referéndum del 1 de octubre: se les pregunta por la actuación de otros cuerpos

Disturbios entre independentistas y policías nacionales el 1-0.
photo_cameraDisturbios entre independentistas y policías nacionales el 1-0.

Dos meses después del referéndum independentista del 1 de octubre, varios juzgados investigan la actuación de algunos agentes y mandos de los Mossos d’Esquadra, acusados de ser pasivos, cuando no de entorpecer el cierre de centros de esta votación ilegal. También está realizando pesquisas la División de Asuntos Internos de los Mossos, con algunas preguntas que llaman la atención de los agentes.

Antes del 1 de octubre, una juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dio orden a las fuerzas de seguridad de cerrar y precintar los locales designados por la Generalitat para celebrar el referéndum declarado inconstitucional.

El problema surgió cuando algunas unidades de los Mossos enviadas a primera hora de la mañana del 1-O no clausuraron los locales: bien porque no tenían ninguna intención de hacerlo, bien porque sus mandos enviaron apenas a una pareja para hacer frente a centenares de independentistas que bloqueaban la entrada al colegio. Incluso en algunos casos llegó a haber forcejeos entre los mossos y los antidisturbios de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Como consecuencia, la Guardia Civil presentó un informe que llevó a la Audiencia Nacional a citar como imputado al mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y a otros mandos del cuerpo. A su vez, varios juzgados abrieron diligencias contra algunos agentes, y la propia dirección de la policía catalana inició una “información reservada”, es decir, una investigación interna para que los agentes aclararan qué órdenes habían recibido en esa jornada del referéndum de secesión de Cataluña.

¿Cuál fue la actuación de la Guardia Civil y la Policía?”

Desde la segunda mitad de noviembre los agentes de los Mossos están prestando declaración ante la División de Asuntos Internos (DAI) del cuerpo. En estas páginas ya se detallaron algunas de las preguntas a las que tenían que responder los mossos.

Pero El Confidencial Digital ha podido saber ahora que en las declaraciones de agentes, Asuntos Internos plantea preguntas que hacen referencia no a la actuación de los Mossos d’Esquadra, sino al de los otros cuerpos policiales que acudieron el 1-O a los puntos de votación: la Policía Nacional y la Guardia Civil.

“¿Puede explicar cuál fue la actuación de la Guardia Civil y de la Policía Nacional?”, plantean a los agentes de Mossos los miembros de la División de Asuntos Internos encargados de esta investigación interna, según explican a ECD desde la Unió Sindical de la Policia Autonòmica de Catalunya (USPAC).

Asuntos Internos concreta más esta cuestión: está preguntando si la intervención de la Guardia Civil o la Policía Nacional consiguió cerrar ese centro electoral o, en todo caso, impedir la votación; y si después de cerrarlo, lo precintaron para evitar que se volviera a abrir.

Frente al informe de la Guardia Civil sobre los Mossos

Fuentes internas de los Mossos afirman que estas preguntas han causado perplejidad y estupor en algunos de los agentes que han tenido que responderlas. Sobre todo, porque el objetivo de la información reservada era evaluar si los mossos habían cumplido la instrucción del mayor Trapero de intervenir para cerrar los colegios de forma proporcionada y sin alterar la paz social.

“No tienen sentido estas preguntas”, afirman desde USPAC, que señalan que la estrategia de sus afiliados es no responder a estas cuestiones sobre la Policía Nacional y la Guardia Civil, sino limitarse a dar cuenta de las órdenes que recibieron de sus mandos para el 1 de octubre y qué actuaciones llevaron a cabo ellos ese día.

Algunos mossos interpretan estas preguntas como un intento de la dirección del cuerpo de recabar información sobre cómo actuaron la Policía Nacional y la Guardia Civil el 1-O, y apuntan que podría servir para “contrarrestar” el atestado que la Benemérita presentó ante la Audiencia Nacional sobre el despliegue de los Mossos d’Esquadra que no consiguió frenar el referéndum.

“Las preguntas van dirigidas a proteger a la cúpula y a echar a los leones a los agentes”, critican desde USPAC. También señalan la paradoja que supone que el secretario general del Ministerio del Interior, Juan Antonio Puigserver, que ahora ostenta el mando político de los Mossos, permita que en la práctica se investigue a la Policía Nacional y a la Guardia Civil.

Aparte de las preguntas ya indicadas, algunos mossos han tenido que detallar ante la División de Asuntos Internos si alertaron a los ciudadanos que se congregaban ante los puntos de votación el 1-O de la llegada de policías nacionales y guardias civiles, y también si vieron a algún ciudadano agredir a los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo