Seguridad

Europol creará una división especial

Desvelamos el nuevo plan europeo para combatir el terrorismo yihadista

Medidas que aprobará el Parlamento de Estrasburgo: rastreo de whatsapp, creación de un registro de lugares de captación de radicales, retirada de pasaportes en casos de doble nacionalidad...

Uno de los yihadistas detenidos por la unidad de operaciones especiales de los Mossos.
photo_camera Uno de los yihadistas detenidos por la unidad de operaciones especiales de los Mossos.

Los atentados contra Charlie Hebdo y las última detenciones de yihadistas en Bélgica y España han encendido la luz de alarma en la Unión Europea, donde ya se trabaja en un plan de choque contra esa amenaza terrorista. El Parlamento de Estrasburgo aprobará, en las próximas semanas, un plan de medidas a tomar por todos los países comunitarios.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la propuesta que se someterá al debate y consideración de toda la Cámara ha sido elaborada por el Grupo del Partido Popular Europeo, pero los socialistas ya han confirmado que apoyarán este ‘Pacto Antiterrorista’, al que presentarán pequeñas modificaciones por vía de enmienda.

Miembros de la delegación española en el Parlamento Europeo confirman, por tanto, que las medidas presentadas por el PPE saldrán adelante con el apoyo de los dos grupos mayoritarios, y que estarán listas antes de que termine el año.

Perseguirá el reclutamiento en Internet, mezquitas y cárceles

El plan europeo contra el yihadismo, al que ha tenido acceso ECD, incluye, entre otros puntos, un nuevo protocolo de actuación para las policías de los países miembros, y también confirma el uso del llamado PNR (registro de nombres de los pasajeros) para tener fichados a posibles terroristas.

Desde la Unión Europea se ha observado, desde hace unos meses, un incremento de las telecomunicaciones entre plataformas y células yihadistas de todo el continente. Una situación que ha supuesto una mejor coordinación entre los radicales. Para evitarlo, el Pacto Antiterrorista incluirá las siguientes medidas:

--Vigilar de cerca los discursos de odio, es decir, a los predicadores que difunden propaganda radical (incluso en sitios religiosos), y también a los reclutadores de personas en la UE. Esta medida incluye la mejora del proceso de información pública de contenidos extremistas en Internet.

--Rastreo de los chats cifrados tipo WhatsApp, Line, Telegram, etc.

--Plan de acción comunitario contra la radicalización en las cárceles. En él, se incluirá la obligación de aislar en las instituciones penitenciarias, de manera general, a los presos islamistas, junto con la mejora de la formación del personal en los centros.

--Mayor control de las salas de oración, así como a la financiación de los imanes procedentes de terceros países.

Mayor control de los desplazamientos  

Por otra parte, el plan contra el yihadismo del Parlamento Europeo implantará un mayor control sobre los desplazamientos que realizan los islamistas radicales. Además del ya citado PNR, Estrasburgo aprobará:

 

--La retirada de pasaportes de la UE en casos de doble nacionalidad, sin perjuicio de las constituciones nacionales.

--Confiscar pasaportes durante un periodo limitado de tiempo.

--Marcar los documentos de identidad de los yihadistas para establecer prohibiciones de entrada y salida.

--Introducir una definición comunitaria armonizada de “combatientes extranjeros”, que incluya sanciones y cualificaciones penales, sobre la base de la Resolución 2178 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

--Crear una lista negra de yihadistas europeos y sospechosos terroristas.

--Volver a introducir las autorizaciones de viaje  para los menores de edad.

--Reforzar el uso de documentos biométricos y sistemas de reconocimiento facial.

Aumento de la inversión contra el terrorismo

El Parlamento Europeo tiene prevista una revisión de la llamada Decisión Marco de la UE sobre la lucha contra el terrorismo, que fue aprobada hace diez años.

En este sentido, el plan anti-yihadista incluye la creación de una nueva estrategia de seguridad de la Unión y un aumento de la inversión en criptografía, ciberseguridad y seguridad de los datos, para fomentar una  generación de expertos en el ámbito europeo que sean capaces de combatir esta nueva amenaza.

Se modificará la Directiva Europea de retención de datos, con el objetivo de que las autoridades policiales de los estados miembros tengan acceso a todos los informes sobre sospechosos redactados por las fuerzas y cuerpos de seguridad de los socios europeos. Para ello, se creará un centro de lucha contra el terrorismo dentro de Europol.

Además, en el nuevo Pacto Antiterrorista se especifica que, debido a los acontecimientos recientes, se hace obligatorio revisar las “debilidades” que, en cuanto a cooperación, ofrecen países de los Balcanes occidentales, Turquía (considerado un “lugar de tránsito a zonas de conflicto”), los países del Golfo y otros estados árabes.

Por último, el Parlamento Europeo estudiará la creación, dentro de la Cámara, de un “subcomité de inteligencia” formado por un número limitado de diputados, para canalizar el acceso a información delicada sobre la lucha contra el terrorismo.

Desde la delegación española en la UE explican que la estructura y función de este organismo sería similar a la “comisión de secretos oficiales” del Congreso de los Diputados.

Suecia y Finlandia se convierten en miembros de la OTAN

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes