Seguridad

Buscaban repetir una masacre como la de Túnez

Los yihadistas detenidos planeaban un atentado en una comisaría, un centro comercial o un museo de Cataluña

Preparaban un ataque tipo ‘raid’, con armas largas, suicida y buscando el mayor número de víctimas

Uno de los yihadistas detenidos por la unidad de operaciones especiales de los Mossos.
photo_camera Uno de los yihadistas detenidos por la unidad de operaciones especiales de los Mossos.

Los integrantes de la célula terrorista desarticulada esta semana en diversos puntos de Cataluña estaban decididos a cometer un atentado. Según fuentes de la investigación, su objetivo sería un lugar con aglomeración de turistas o una comisaría, en la que llevarían a cabo una incursión armada tratando de maximizar el número de víctimas.

La operación policial de los Mossos contra este grupo, vinculado directamente con el Estado Islámico, se ha saldado con la detención de 12 personas. De ellos, once son hombres y la restante una mujer, todos entre 17 y 45 años.

La mayoría de ellos son de origen marroquí, aunque se da la circunstancia –hasta el momento poco común en España- que cinco de ellos son musulmanes convertidos al islam en los últimos años. Procedían de familias sin conexión con el islam. El cabecilla era un peluquero andaluz convertido al Islam hace apenas 3 años.

El Confidencial Digital informaba esta semana de que el colectivo de conversos se había convertido en uno de los principales objetivos de la captación yihadistas, debido a que no tienen un conocimiento previo de esta religión y son más moldeables ante postulados radicales.

Según ha sabido ECD de fuentes próximas a la investigación, lo preocupante de este caso es que la célula no sólo se centraba en tareas de reclutamiento o logística, sino que había elementos dispuestos a cometer un atentado en Cataluña.

En los teléfonos móviles incautados a los detenidos se han hallado fotografías de lugares concretos que podrían estar entre los objetivos, como las plazas de Cataluña y España en Barcelona, o la comisaría central de los Mossos en Sabadell.

Ataques tipo ‘raid’ contra museos o comisarías

Una de las conclusiones iniciales a las que han llegado los servicios de información, analizando las pruebas que disponen, apunta a la existencia de un plan –de momento en “fase de planeamiento”-para llevar a cabo un ataque del tipo ‘raid’.

Se trataría de un asalto armado contra una comisaría –teniendo en cuenta que uno de sus objetivos principales son las Fuerzas de Seguridad- o contra un lugar donde haya grandes aglomeraciones de civiles y turistas, como museos o centros comerciales.

Según las fuentes consultadas, los planes terroristas encajan dentro de los parámetros del reciente atentado perpetrado en Túnez contra el Museo del Bardo, donde murieron una veintena de personas –entre ellos dos españoles-, la mayoría turistas, o como el registrado en Bombay en 2008.

 

Estos ‘raid’, aseguran estas fuentes, consistirían en la irrupción en el lugar por sorpresa de un comando de dos, tres o cuatro personas, equipados con armas largas, y comenzar un tiroteo tratando de maximizar el número de víctimas.

Tras la operación, la Conselleria de Interior de la Generalitat ha elevado el nivel de alerta terrorista hasta el nivel 3 –de un total de 5-.

El centro comercial de la ciudad de Kremenchuk después de haber sido atacado por Rusia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?