Seguridad

Otro caso De Juana Chaos, pero ahora en Francia. El último jefe de ETA está en huelga de hambre y ha perdido 10 kilos: preocupa su salud

Un total de cinco miembros de ETA han estado o continúan en huelga de hambre. Entre ellos se encuentran los dos últimos líderes del ‘aparato militar’ detenidos en suelo galo. El estado de salud de algunos de ellos empieza a preocupar a las autoridades.

Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, @ ‘Ata’, el considerado máximo responsable de los ‘comandos’ de ETA hasta su detención el pasado 20 de mayo en Bayona, lleva en huelga de hambre desde el 27 de junio. En total, según los datos que hacen público los familiares de los presos etarras, el terrorista ha perdido diez kilos.

Fuentes penitenciarias consultadas por El Confidencial Digital explican que es habitual que los presos de ETA se ‘chapen’ (negarse a cumplir las indicaciones de los funcionarios, en el argot carcelario) y se nieguen a comer. Aún así, añaden, los médicos de los centros están muy atentos a estos casos, tanto en España como en España y perder diez kilos en menos de un mes es un motivo de alarma para los facultativos.

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan el caso de Iñaki de Juana Chaos. Tras más de tres meses de ayuno voluntario, el ex terrorista del ‘comando Madrid’ perdió unos 40 kilos y su vida corrió peligro. Finalmente, fue puesto en libertad y trasladado en ambulancia a San Sebastián.

Maite Aranalde es otra de las presas de ETA en Francia que se encuentra en huelga de hambre. Huyó de la justicia y la Policía española y fue detenida en la misma operación que ‘Ata’. Se la consideraba “muy peligrosas”. La terrorista lleva desde el 1 de julio sin ingerir alimentos.

Otros tres destacados etarras también han estado en huelga de hambre, pero ya la han abandonado. Se trata de Arkaitz Agirregabiria, considerado el ‘lugarteniente’ de ‘Ata’. Internado en la prisión de Bourg-en-Bresse, estuvo más de un mes negándose a ingerir alimentos. Según los datos que hacen públicos los familiares de los presos de ETA, Agirregabiria ha llegado a perder ya veinte kilos.

Por su parte, Joseba Fernández Aspurz y Mattin Olzomendi también mantuvieron un ayuno voluntario, pero ya han decidido ponerlo fin. El primero fue detenido tras un tiroteo con un nutrido grupo de etarras en el que falleció un gendarme francés y el segundo está acusado de atentar contra empresas inmobiliarias en el sur del país.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?