Seguridad

Interior llegó a prometer 1.500 millones en tres años

Última baza para salvar la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil: que Zoido se implique

Los sindicatos han dado un ultimátum de una semana al ministro. Debe poner sobre la mesa al menos 840 millones de euros

Juan Ignacio Zoido, en una reunión con sindicatos de Policía Nacional y Guardia Civil.
photo_cameraJuan Ignacio Zoido, en una reunión con sindicatos de Policía Nacional y Guardia Civil.

La negociación para equiparar los salarios de policías nacionales y guardias civiles con los que cobran los Mossos d’Esquadra ha embarrancado después de que el Ministerio del Interior haya rebajado el presupuesto para conseguirlo. Los sindicatos de los dos cuerpos estatales se plantean ya nuevas movilizaciones para responder a lo que consideran un “engaño” de Interior.

La reunión de este pasado martes entre el secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto, y los sindicatos y asociaciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional desembocó en la ruptura por parte de los agentes.

Tras once horas de reunión, rechazaron públicamente las cifras que aportaban desde Interior, ya que eran muy inferiores a las comprometidas hace semanas. Tal y como ha ido adelantando El Confidencial Digital en estos meses, en un primer momento el departamento de Juan Ignacio Zoido planteó hasta 1.500 millones de inversión en tres años (a 500 millones por año) para equiparar los sueldos de policías nacionales y guardias civiles con mossos.

Sin embargo, el Ministerio de Hacienda puso freno a esa cantidad, y la rebajó muy sensiblemente: sólo se podían comprometer 600 millones de euros para esta equiparación salarial. Ese era el presupuesto disponible para no descuadrar el déficit público.

Eso provocó que el Ministerio del Interior se pusiera a hacer cálculos para cómo cuadrar de pronto esta reducción del dinero ante las exigencias de los agentes.

La oferta descendiente de Interior

Fuentes de la asociación Unión de Guardias Civiles (UniónGC) explican a ECD que en esta última reunión antes de la ruptura, el secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto, planteó un máximo de 840 millones de euros. Desde la Asociación Unificadas de Guardias Civiles (AUGC) confirman la cifra y añaden que la elevación salarial se articularía por tres vías: el complemento específico singular, el complemento de productividad (que varía según las horas nocturnas, por ejemplo) y el sueldo base.

La cifra ya sorprendió a los sindicatos, pero fue empeorando según pasaban las horas, ya que desde el ministerio fueron rebajando aún más las cantidades a invertir en los próximos años para la equiparación salarial.

Además, esos más de 800 millones de euros en tres años conllevaban que a policías nacionales y guardias civiles no se les aplicaría la subida general de sueldos a todos los funcionarios. Los sindicatos plantearon que al menos se elevara más cerca de los 1.000 millones, aunque no fueran los 1.500 comprometidos anteriormente. Interior, sin embargo, acabó rebajando hasta los 600 millones.

Las fuentes de los sindicatos y asociaciones profesionales consultadas por ECD coinciden en que sólo ven una salida a este desacuerdo que les ha llevado a levantarse de la mesa de negociación e incluso a protestar este miércoles ante la sede del Ministerio del Interior.

O Zoido ofrece una cifra mayor, o habrá movilizaciones

Esa última baza que podría jugar Interior para evitar la ruptura es que se implique directamente el ministro, Juan Ignacio Zoido, que según algunas fuentes podría estar dispuesto a hacerlo. Los sindicatos sólo estarían dispuestos a acudir a una nueva reunión si les convoca Zoido y lo hace para presentar de forma concreta, sin regateos, una propuesta que al menos parta de esa cantidad que planteó Nieto al principio de la reunión del pasado martes: 840 millones de euros.

“Estamos dispuestos a dialogar, pero con el ministro y con una propuesta superior a la última”, es el mensaje en el que coinciden desde UniónGC y AUGC. Pero, desde luego, si no se cumplen esas exigencias se levantarán de inmediato de la mesa de Zoido, “no vamos a esperar diez horas, nos vamos en cinco minutos”.

Por el momento, van a dejar unos días de margen para estudiar la situación y ver si hay ese último intento del ministro del Interior de salvar la equiparación salarial, un asunto espinoso del que Ciudadanos ya ha hecho exigencia irrenunciable para apoyar junto al PP los Presupuestos Generales de 2018.

Si no hay movimientos por parte de Zoido, la semana que viene los sindicatos de la Policía Nacional y las asociaciones de la Guardia Civil volverán a reunirse, por su cuenta, para empezar a concretar ya un nuevo calendario de protestas. “Habrá movilizaciones y vamos a ver si algo más”, apuntan algunas fuentes, y otras añaden que en ese “algo más” no está descartada una huelga de agentes de la Policia Nacional y la Guardia Civil.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo