Seguridad

Alerta entre policías por la retransmisión de la jura de los GEO con nombres y apellidos

La Dirección General emitió en directo la ceremonia de forma que se podría identificar a los agentes

El director general de la Policía, en la jura de los GEO.
photo_camera El director general de la Policía, en la jura de los GEO.

Forman la unidad de élite de la Policía Nacional: liberan personas secuestradas, detienen a terroristas y a miembros de organizaciones criminales, protegen a personalidades... por eso, los miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) suelen ser discretos y no se difunden muchos datos de ellos.

De ahí que, según ha podido comprobar Confidencial Digital, en determinados círculos policiales se encendieron las alarmas el viernes 29 de enero, al seguir la retransmisión del acto de clausura del XXX Curso de Especialización de Acceso al GEO, que se celebró en la base de esta unidad en Guadalajara y donde el director general, Francisco Pardo Piqueras, entregó la boina granate a los 12 agentes (de los 100 que empezaron) que superaron “el proceso formativo y selectivo más exigente de la Policía Nacional”.

La Policía emitió el acto en Guadalajara a través de Internet, por sus canales y perfiles en Twitter, Instagram y otras redes.

Policías que lo vieron quedaron estupefactos cuando empezaron a escuchar cómo en la retransmisión se podía escuchar el llamamiento a cada uno de los doce nuevos ‘geos’, para que se acercaran al director general, al DAO (director adjunto operativo) y al jefe del GEO, el comisario Nogueroles, para de sus manos la boina granate que distingue a los miembros del Grupo Especial de Operaciones.

A cada uno de los policías se les llamaba con su nombre y apellidos. “Por haber superado con aprovechamiento dicho curso, se procede a la entrega de los diplomas acreditativos a los siguientes funcionarios”, leyó la encargada de hacer de “maestra de ceremonias” en este acto de clausura del curso.

“Oficial de Policía Don...”, con su nombre y apellidos”, “policía Don...”, “policía Don...”, así iban llamando a los nuevos miembros del GEO, que se adelantaban con su uniforme negro para recibir el diploma y la boina.

Algunos perfiles especializados en información sobre seguridad y cuerpos policiales, gestionados por agentes de las Fuerzas de Seguridad, expresaron su estupor por lo que consideraron un fallo de seguridad.

Ya el hecho de que se retransmitiera el acto en directo por las redes sociales provocó cierta incomodidad, pero que se pudieran escuchar los nombres y apellidos suscitó debates en esos canales.

“Un error”, “lamentable”, “hay que ser muy torpes”, “de los criminales sólo se dan las iniciales”, “autoprotección nula”: fueron algunos de los comentarios que circularon por esta polémica. Algunos policías destacan que el elevado nivel de alerta antiterrorista (4 sobre un máximo de 5) por la amenaza del yihadismo que vive España obliga desde hace ya años a los miembros de las Fuerzas de Seguridad a extremar las denominadas “medidas de autoprotección”.

 

Aunque los terroristas, incluidos los llamados “lobos solitarios”, atacan en muchos casos de forma casi aleatoria a cualquier persona en una calle, también es cierto que ha habido atentados mortales selectivos (a cuchilladas o con armas de fuego) contra policías, por ejemplo en Francia.

Es por ello que desde más o menos el año 2015 los policías nacionales, guardias civiles, mossos d’Esquadra, ertzainas, así como militares, toman ciertas precauciones, en parte similares a las que se adoptaban en los años más duros de atentados terroristas de ETA.

Por ejemplo, se recomienda a los agentes no ir de casa a la comisaría o cuartel, o viceversa, de uniforme, sino vestidos de paisano; no utilizar en el gimnasio prendas que identifiquen como miembro de un cuerpo policial... todo, con la idea de que no sean identificados en un círculo demasiado amplio como miembros de las Fuerzas de Seguridad o las Fuerzas Armadas.

Este contexto es el que explica las quejas de muchos policías por lo sucedido en el acto de entrega de diplomas a los nuevos agentes del Grupo Especial de Operaciones. Lamentan que no se hayan tenido en cuenta las instrucciones de autoprotección, de forma que se hubiera podido silenciar la parte en la que se llamaba por el nombre y los apellidos a los agentes, que además pertenecen a una unidad de élite y especialmente implicada en la desarticulación de células yihadistas y de grupos del crimen organizado.

Sánchez anuncia 400 millones de inversión para Egipto

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable