Seguridad

El Estado Islámico pidió matar a policías españoles tres días antes del ataque en Cornellá

El grupo Muharir al Ansar distribuyó instrucciones a través de Telegram acompañadas de una fotografía con una pareja de Mossos

Mossos d'Esquadra.
photo_cameraMossos d'Esquadra.

Lunes 19 de agosto. Faltaban pocos minutos para las seis de la mañana, cuando Abdelouahab Taib, un argelino de 29 años, entró en la comisaría de los Mossos en Cornella armado con un cuchillo y gritando “¡Allahu akbar!” (“Dios es grande”).

El hombre fue directo hacia el mostrador de recepción, donde había una agente de los Mossos. Se produjo un forcejeo que duró unos quince segundos y acabó con el agresor abatido en el suelo. La agente realizó cuatro disparos: tres impactaron en el cuerpo del atacante.

La investigación, que desde un primer momento se centró en el móvil terrorista, ha dado un giro tras conocerse que el hombre se estaba separando de su mujer, una española conversa, tras confesarle que era homosexual.

En la documentación hallada en su domicilio no se encontró material yihadista, pero sí una oración previa al martirio. Una de las hipótesis que se manejan es que el ataque era un intento de limpiar su imagen ante la comunidad islámica, que no le aceptaría por su orientación sexual.

Una amenaza directa tres días antes

Sin embargo, a los investigadores no deja de sorprenderles un dato: apenas tres días antes del intento de atentado de Taib, un grupo leal al Estado Islámico distribuyó instrucciones entre sus seguidores para que se cometiera un atentado contra policías españoles.

El pasado viernes, los analistas de inteligencia antiterrorista encontraron en un grupo de la aplicación de mensajería Telegram, operado por la facción Muharir al Ansar. Una plataforma que emite mensajes propagandísticos y consignas del Estado Islámico en castellano.

Una foto de los Mossos

El mensaje interceptado pedía que se asesinase a integrantes de la policía española. La llamada estaba en castellano y en inglés y aparecía sobre una fotografía en la que pueden verse de espaldas a dos miembros del Área de Brigada Móvil (BRIMO) de los Mossos d’Esquadra junto a un furgón de la unidad.

Según ha sabido ECD, la inteligencia antiterrorista del Estado conoce esta amenaza y la está analizando para determinar si ha tenido algo que ver con el ataque del pasado lunes, o si se trata de una mera coincidencia.

Llamamiento a atentar con cuchillos

Muharir al Ansar es un grupo relacionado con el Estado Islámico relativamente nuevo. Hace menos de un año que empezaron a distribuir su propaganda por la red. Sin embargo, lleva meses bajo el radar de las fuerzas de seguridad españolas.

El pasado mes de marzo el nombre de la célula saltó a los medios de comunicación tras lanzar una amenaza directa a España a través de sus canales de comunicación. En ella animaba a realizar atentados en nuestro país.

 “Si no tenéis un arma, tenéis un camión o un cuchillo” alentaban en una infografía que incluía una imagen de la Sagrada Familia de Barcelona de fondo. La consigna estaba escrita en castellano, lo que no suele ser habitual en la propaganda yihadista.

Detrás hay españoles o residentes en España

El análisis del grupo y sus mensajes llevó a la inteligencia antiterrorista a concluir que entre sus integrantes o impulsores hay españoles o personas residentes en España. Sus actividades se circunscriben exclusivamente a las redes, sin contacto físico entre sus integrantes.

El pasado mes de mayo, Muharir al Ansar volvió a hacer una referencia a España. Esta vez con un fotomontaje en el que se veía al presidente Mariano Rajoy, de rodillas, con el característico mono naranja que el Estado Islámico coloca a sus víctimas, con un verdugo armado con un cuchillo detrás suyo. La imagen iba acompañada del lema ‘Mariano Rajoy el Cruzado’.

rajoy

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?