Seguridad

Homenaje en Bilbao a uno de los últimos jefes del aparato militar de ETA

Ibon Gogeaskoetxea, quien intentó matar al rey Juan Carlos en 1997, salió de la cárcel en Francia y fue recibido con fuegos artificiales, pancartas e ikurriñas. Sortu promovió el ‘ongi etorri’

Recibimiento en Bilbao a Ibon Gogeaskoetxea.
photo_cameraRecibimiento en Bilbao a Ibon Gogeaskoetxea.

Aglomeraciones en la calle, cohetes, aplausos, pancartas, ikurriñas... la epidemia de coronavirus y las restricciones a las concentraciones de un determinado número de personas no impidieron que en la noche del miércoles 16 al jueves 17 de septiembre decenas de simpatizantes proetarras recibieran en Bilbao a Ibon Gogeaskoetxea, uno de los últimos jefes del aparato militar de ETA.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Ibon Gogeaskoetxea fue detenido en febrero de 2010 en la región francesa de Normandía. Por esa fecha las Fuerzas de Seguridad lo consideraban el número uno de ETA, como responsable de su aparato militar (‘Esa’, en terminología interna de la banda terrorista), si bien en un juicio posterior un mando antiterrorista de Francia rebajó en parte su relevancia en el organigrama.

Desde entonces había estado en la cárcel en Francia, cumpliendo una condena de 14 años de prisión como responsable de una organización terrorista.

Este miércoles 16 salió el libertad. Varias personas le recibieron a las puertas de la cárcel, con ikurriñas y con música.

Así empezó el ‘ongi etorri’ a este ex dirigente de ETA, que tiene también cuentas pendientes con la justicia española. Por ejemplo, se le busca desde hace 23 años como uno de los autores del intento de asesinar al rey Juan Carlos con explosivos en la inauguración del Museo Guggenheim de Bilbao en 1997. Al ser descubiertos antes de cometer el atentado, los etarras asesinaron al ertzaina José María Aguirre Larraona.

Ya este miércoles por la tarde el concejal del PP en Bilbao Carlos García denunció la aparición de varias pancartas en honor a Gogeaskoetxea, con su rostro y con el lema “Ongi etorri Ibon”. El edil del PP denunció los hechos ante la Ertzaintza y la Policía Nacional.

 

Sin embargo, la denuncia no impidió que ya de madrugada decenas de personas, entre ellos varios menores de edad, organizaran una bienvenida a este etarra. Le hicieron un pasillo a Ibon Gogeaskoetxea, que pasó saludando, abrazando y dando la mano a simpatizantes de la izquierda abertzale.

Hubo cohetes, fuegos artificiales, así como pancartas, ikurriñas y banderolas por la liberación y el acercamiento al País Vasco y a Navarra de los presos de ETA.

Sortu, la antigua Batasuna e integrante principal de EH Bildu, promovió el homenaje a este etarra con un mensaje en Twitter en el que celebraban que “Ibon Gogeaskoetxea vuelve a casa tres once años en prisión”, y el lema #Freethemall (“Liberadlos a todos”).

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha denunciado que “hay quienes no mantienen ninguna distancia social ni física con los asesinos de ETA y sus cómplices”, con fotos de este recibimiento al dirigente del aparato militar de la banda terrorista.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?