Pomerania
photo_camera Pomerania

Tendencias

Cosas que debes saber sobre tener perro en un piso pequeño

¿Qué cuestiones debemos valorar?

Tener un perro en casa es el gran deseo de muchísimas personas, tanto aquellas que viven solas como para los que quieren añadir un miembro más a su familia.

Está demostrado que tener una mascota en el hogar puede mejorar la calidad de vida y contribuir a mejorar la salud física y mental de las personas.

Son muchos los beneficios que nos ofrece el tener de compañero a un perro:

Las personas que tienen de compañero a un perro tienen menos enfermedades

Las personas que tienen un perro son más resistentes a las alergias

Las personas que tienen un perro poseen mayores índices de felicidad

Las personas que tienen un perro hacen más ejercicio

Las personas que tienen un perro poseen un corazón más sano

Los perros pueden detectar el cáncer

Pueden detectar bajos niveles de azúcar en la sangre

Es una decisión fácil de tomar cuando disponemos de una casa amplia, un dúplex o jardín. Pero esta decisión se complica cuando disponemos de poco espacio en nuestra vivienda y deseamos que nuestra mascota tenga una buena calidad de vida.  

Hay varias razas de perros que, por su tamaño o por su carácter, son aptas para vivir en pisos pequeños. Uno de los mejores ejemplos es el de Pomerania, esta raza se caracteriza por ser muy sociables, cariñosos y tranquilos. Esto los hace menos sensibles al estrés o a la ansiedad, con lo cual se reducen los problemas de salud y aumenta su calidad de vida.

¿Qué cuestiones debemos valorar?

Es importante que conozcas las razas de perros para pisos, así como también es fundamental que prestes atención al tiempo que puedes dedicarle.

Todos los perros precisan de atención, ejercicio físico y mental, con independencia de su raza o tamaño. No es una buena idea que tu familia se plantee tener un perro o cachorro si este va a estar solo más de ocho horas diarias.

Los perros son animales muy sociables y necesitan que pases tiempo con ellos, ya que pueden desarrollar problemas de conducta si pasan mucho tiempo en soledad o se pasan todo el día en casa.

Su tamaño y nivel de actividad: ¿cómo son los perros de raza pequeña?

Normalmente, salir a pasear un par de veces al día es suficiente para los perros menos activos, que prefieren quedarse en casa echándose una siesta. Lo ideal sería que el perro llegue al piso siendo aún cachorro, así se habituará mejor a nuestro ritmo de vida.

Vivir en un piso conlleva ver gente a diario: vecinos en el edificio, otros perros de paseo, visitas… Por eso, es importante escoger un perro que no sea extremadamente desconfiado. A no ser que quieras un perro guardián, lo mejor es evitar razas demasiado protectoras con sus dueños. Así evitarás conflictos innecesarios y tirones de correa por la calle.

Los perros sociales sobrellevan mejor el constante ir y venir de la ciudad. Sufrirán menos estrés y no tendrás ningún problema para subir gente a casa.

En el momento de escoger entre las razas de perros para convivir en pisos es primordial conocer sus particularidades. Así sabrás cuál se adapta más a tu estilo de vida, tiempo y espacio disponible.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?