Préstamo online
photo_cameraPréstamo online

Tendencias

Cuánto dinero puedo pedir en un préstamo online en el acto

Las personas interesadas en un crédito en el momento pueden acceder a financiación que suele oscilar entre los 300 y los 800 euros

La economía doméstica es muy volátil y en cualquier momento pueden surgir gastos inesperados. La aparición de una avería en el cuarto de baño, la rotura del motor del coche o, simplemente, la necesidad de afrontar el pago de un viaje son circunstancias que pueden poner en un compromiso a las personas que no cuentan con una liquidez inmediata para afrontar pagos y poder resolver sus problemas. 

Para quienes se enfrentan a un imprevisto de estas características están especialmente pensados los prestamos online en el acto, una solución de financiación que ofrecen empresas especializadas y que cada año cuenta con más clientes gracias a que pueden tener el dinero que necesitan en su cuenta en menos de 24 horas, sin preguntas innecesarias y sin tener que acudir de forma presencial a cualquier lugar.

Estos préstamos al consumo tienen una serie de características comunes entre las que destacan que son créditos de poco dinero que, normalmente, se devuelven en un corto periodo de tiempo. En concreto, la mayor parte de estos mini créditos tramitados por empresas como Bonsai Finance suelen tener un valor que oscila entre los 300 y los 800 euros con un plazo de devolución de un mes.

El perfil de solicitante de este tipo de préstamos son aquellas personas que carecen de dinero en efectivo para afrontar el pago surgido de una forma imprevista pero que saben que van a disponer del dinero en el futuro. Por ello, optan por conseguir esta financiación de una forma inmediata, resolver el problema y devolver el dinero de una forma también rápida para generar los menores intereses posibles con el crédito.

Para acceder a estos préstamos tan sólo hay que tener acceso a Internet, ya que todos los trámites se hacen de forma online. De este modo, el interesado debe registrarse en la empresa de financiación online, rellenar un pequeño cuestionario y solicitar el crédito que necesita y el plazo de tiempo en el que tiene previsto devolver el dinero.

Con estos sencillos plazos y tras aportar documentación personal (DNI, número de teléfono y número de cuenta bancaria), los responsables de estas empresas de financiación online proceden a estudiar cada caso e ingresar el dinero en la cuenta facilitada en un plazo inferior de 24 horas. En la mayoría de las ocasiones el mini crédito se aprueba en cuestión de minutos, algo impensable en un banco tradicional.

Toda esta implementación de tecnología para ofrecer una mejor experiencia de cliente ha hecho que las empresas de mini créditos online se hayan convertido en la mejor solución para todas aquellas familias que requieren dinero de una forma inmediata. Tal es así que cada vez son más operadores los que se dedican a ofrecer este tipo de financiación, lo que ha ayudado a hacer más competitivo el sector de la financiación, beneficiando a los clientes al tener más opciones de financiación a un menor tipo de interés.

Sin tener que explicar para qué es el dinero

La rapidez con la se conceden este tipo de créditos de poco dinero también está motivada porque las empresas no piden información innecesaria para ellos como, por ejemplo, en qué se va a dedicar el crédito. Algo común en las entidades financieras tradicionales y cuyo estudio suele retrasar durante semanas la aprobación de esta financiación que, en algunos casos, es un aspecto crucial para los solicitantes del préstamo.

Pagar sólo por el dinero que necesitas

Otra de las ventajas de este tipo de préstamos online es que el cliente sólo pide el dinero que necesita. Sin redondeos. En la banca tradicional lo normal es que las entidades financieras pidan una cantidad mínima de préstamo para poder sacar rendimiento al crédito ofrecido. En las empresas de financiación online cada cliente puede solicitar exactamente el dinero que necesita, por lo que no tendrá que pagar intereses extra al solicitar más dinero que el que realmente necesita.

Por ello, a la hora de pedir un préstamo de estas características, hay que seguir una serie de consejos para hacerlo de la forma más acertada posible y optar por la opción que más se ajuste a nuestra necesidades. Estos son los dos pasos imprescindibles a seguir:

Estudia la cantidad exacta de dinero que necesitas. Las empresas de financiación prestan dinero a cambio de un tipo de interés por la cantidad solicitada. Por ello, cuánto más dinero pidas más dinero pagarás en concepto de intereses. Para reducir este gasto, el solicitante tiene que analizar exactamente el dinero que necesita y solicitar el crédito por esa cantidad.

Leer las condiciones del contrato. Una vez que se ha iniciado el trámite hay que leer detenidamente las condiciones del contrato y fijarse en los tipos de interés establecidos, teniendo en cuenta situaciones como el aplazamiento de los pagos o la posibilidad de adelantar el dinero. Tener todo claro y revisado puede ahorrarnos más de un dolor de cabeza

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?