Vivir

El ‘alisado japonés’ se pone de moda. Proliferan las peluquerías orientales por sus reducidos precios y amplios horarios

Las peluquerías chinas están de moda. En España ha aumentado notablemente en los últimos meses el número de centros dedicados a la estética y la belleza regentadas por ciudadanos orientales.

El número de peluquerías chinas ha aumentado considerablemente en los últimos meses, sobre todo en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia. En estas ciudades ya no es extraño encontrar calles donde abundan este tipo de negocios, como la calle Leganitos, en la capital, en la que poco a poco van surgiendo negocios regentados y dirigidos, principalmente, a ciudadanos chinos.

Estas peluquerías orientales están abriéndose rápidamente un hueco en el mercado fundamentalmente debido a dos factores: sus reducidos precios y sus amplios horarios.

La mayoría de estos negocios abren de lunes a domingo desde primera hora de la mañana hasta las once de la noche, diferenciándose mucho de las peluquerías tradicionales donde las jornadas laborales son mucho más cortas. En cuanto a los pecios, la diferencia también es muy acusada: las peluquerías chinas lanzan ofertas a las que es difícil hacer competencia.

Éstos son los precios de uno de estos locales orientales situado en el barrio de Vallecas (Madrid) y los de varias peluquerías tradicionales del mismo barrio:

                                                        Pel. China     Pel. Tradicional 1   Pel. Tradic.2                     

-- Lavar, secar y alisar, pelo largo        8 €                   18€                            15€

-- Lavar, corta, alisar                            12€                   20€                            25€

-- Lavar, cortar, tinte y alisar                30€                   40€                            45€

Al principio, estos negocios se centraban más en los aspectos de peluquería, pero poco a poco han ido ampliando servicios a tratamientos de belleza, manicura, depilación, etc.

 

Trabajadores de algunas peluquerías tradicionales han afirmado a ECD que “se ha notado un descenso de clientes desde que empezaron a surgir este tipo de locales. Trabajan de sol a sol y cobran ‘dos perras’, esto nos está haciendo mucho daño, en los últimos meses han abierto muchas peluquerías de este tipo, y lo notamos”, aseguran.

Entre los clientes se encuentran opiniones de todo tipo: los que se oponen a estos negocios aseguran que “no son sitios de fiar, pueden ser tapaderas de otra cosa”, afirma un vecino que vive cerca de uno de estos negocios haciendo referencia a la redada que se hizo el pasado mes de febrero en peluquerías Chinas de Barcelona, donde se realizaban prácticas sexuales de forma encubierta. Otros se refieren a cuestiones más prácticas: “Si en una peluquería normal te pueden hacer un corte que no quieres por un malentendido, en una de estas que ni siquiera te entienden”.

Sin embargo, otros usuarios están encantados: “Los precios no tienen comparación y no he tenido ningún problema para que entendieran lo que quería hacerme en el pelo, yo pienso volver”, afirma una clienta de uno de estos negocios.

Portugal 2-0 Uruguay
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Bruno Fernandes lanza a Portugal
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?