Vivir

Los bancos de sangre de Madrid al límite. La nueva normalidad desploma las donaciones

El último llamamiento urgente por falta de reservas con vistas al verano no ha tenido éxito dos semanas después

Donación de sangre
photo_cameraDonación de sangre

Las donaciones de sangre en la Comunidad de Madrid están pasando por un momento de altibajos. La Consejería de Sanidad realizó en marzo un llamamiento por la caída de donaciones provocada por el confinamiento.

Con la llegada de la fase 1 en Madrid, el Centro de Transfusiones recibió más de 55.000 donaciones de sangre. En tan solo tres días, del 12 al 14 de marzo, casi 5.000 madrileños acudieron a los puntos de sangre a donar.

Sin embargo, la llegada del verano ha sido uno de los principales factores para que haya habido una caída. A esto hay que sumarle, el miedo a posibles contagios y el cierre de salas de donación en los complejos hospitalarios, universidades o empresas que contaban con unidades móviles.

Después del último llamamiento, las donaciones no remontan

Ya son tres semanas de caída de las donaciones de sangre. La semana del 29 de junio al 5 de julio, la media ha sido de 640 donaciones diarias cuando se necesitan 900. El Centro de Transfusión ha pasado de tener una media de 850 a 640. La consecuencia de esto ha llevado a que este déficit se esté cubriendo con reservas.

La portavoz del Centro de Transfusión, Pilar de la Peña, señaló en Europa Press, que en tan solo 10 días, “las reservas de la Comunidad de Madrid han caído en 1600 bolsas de sangre.”

Como han indicado fuentes del sector, el verano es una etapa donde generalmente, el número de donaciones se reduce. Las vacaciones y el buen tiempo son los principales factores por la que la demanda baja. Sin embargo, en el Centro de Transfusión destacan la importancia de que siga habiendo donaciones constantes.

Desde el Centro, están saliendo una media de 800 unidades de sangre diaria para distribución a hospitales. Pero este verano, los hospitales van a retomar cirugías aplazadas por la pandemia en la que estiman que se necesitarán unas 50.000 unidades de sangre para 12.500 pacientes hasta el 15 de septiembre. Por ello, necesitan una media de 900 donaciones en días laborales y 350 en fin de semana.

Las donaciones tienen que ser constantes

La sangre es perecedera. Los glóbulos rojos duran solamente 42 días, las plaquetas cinco días y el plasma tres años congelado. En el Centro de Transfusión afirman que necesitan conseguir en cada momento la sangre justa, para que no falte pero también para que no sobre y no se tire.

La realidad, según el Centro, es que se están utilizando las reservas por falta de sangre. Y si siguen cubriendo el déficit restante con estas reservas, se van a terminar perdiendo.

Durante todo el verano, van a estar disponibles 28 puntos hospitalarios de donación y las unidades móviles de la Comunidad de Madrid y Cruz Roja van a recorrer todos los puntos de la región para conseguir donaciones.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes