Vivir

Se desploman las donaciones de dinero y alimentos para los refugiados ucranianos

Un mes después del estallido de la guerra, Ong’s, camioneros, comercios, parroquias… han detectado una notable caída en las ayudas

Alimentos.
photo_camera Alimentos recogidos en Las Rozas para Urania.

Desde que comenzó la guerra el pasado 24 de febrero, los ciudadanos españoles se solidarizaron con Ucrania y comenzaron a donar de forma masiva alimentos, productos de higiene, medicamentos, ropa o aparatos eléctricos. Un mes después, la ayuda humanitaria ha caído.

La Embajada de Ucrania en Madrid publicó a los pocos días de estallar el conflicto en su página de Facebook un listado de varios comercios, parroquias y empresas de transporte para orientar a la población de los lugares a los que podía acudir para entregar su aportación. En la red social también se añadió una información muy detallada de los productos concretos que hacían falta. 

“La gente se está olvidando”

Una de las empresas de transporte que ha estado coordinada con la Embajada de Ucrania ha sido TXT Transporte. Mauro Campo Dall’Orto, director comercial nacional de la empresa, ha explicado a Confidencial Digital que hasta la fecha han enviado un total de 53 tráilers con una capacidad de 19 toneladas cada uno a Polonia, Rumanía y Eslovaquia, lo que supone mil toneladas de ayuda. Pero cada vez “es más difícil” enviarlos porque se acaban las donaciones.

Según Campo Dall’Orto, cada viaje (sólo de ida) tiene un coste de casi 4.000 euros. Hasta la fecha, han podido “sobrevivir” gracias a la ayuda de la Comunidad de Madrid, la cual les ha permitido financiar 30 tráilers que partían del Hospital Zendal.

Los otros 23 restantes se han podido pagar con las donaciones de sus clientes, personas particulares o con la aportación de colegios, como, por ejemplo, el Brains. 

La empresa de transporte publicó en su página web cuando comenzó la guerra el número de cuenta bancaria para recibir las ayudas.

Pero con el paso de las semanas, el presupuesto para mandar las ayudas se acaba y enviar los camiones cada vez es más difícil. “Con el paso de los días la gente se olvida de la emergencia y se sigue necesitando comida, material sanitario, productos de higiene íntima…” ha manifestado el director de la empresa a ECD.

En cuanto a los productos que más han enviado, desde la empresa han destacado que se han querido centrar, sobre todo, en comida, medicamentos y productos de higiene femenina y para niños. 

Se acaba el presupuesto para enviar camiones

“Queremos seguir con ello, pero sin dinero de donaciones es muy difícil”, ha destacado. Por ello, cada día se encargan de mover en redes sociales la donación para intentar aumentar el presupuesto y seguir continuando con la labor. “Hay gente que dona 5 euros, 10, 20… aunque sea una pequeña aportación todo suma para poder seguir ayudando”.

 

Para que la gente se fíe de que la ayuda humanitaria llega a su destino, cuando el donante es una empresa o un proveedor, se les hace una factura para que puedan desgravarlo y, en el caso de personas particulares, se les envía una carta de agradecimiento con los datos del camión como, por ejemplo, la matrícula, para que sepan cuándo llegará a su destino. Además, les envían fotografías en el momento en el que se están descargando el tráiler para que se fíen y sepan que su donación ha llegado a su destino.

Otra de las empresas de transportes coordinada con la Embajada de Ucrania, Sipwood, ya no envía camiones. Con el presupuesto que tenían pudieron enviar tres.

Se reciben menos alimentos que antes

Según los comercios consultados por ECD, la solidaridad ha caído con respecto a la primera semana de la guerra. Han coincidido en que, durante los primeros días, todo el mundo donó de forma masiva pero ahora, poco a poco, han ido cayendo. Además, varios de ellos han señalado que también hay escasez de camiones.

En cuanto a los productos que más han recibido han sido alimentos no perecederos (latas) o medicamentos (ibuprofenos o gasas). Lo que menos han recogido ha sido ropa, ya que tenía que ser térmica y nueva y, a veces, la que han recibido estaba usada y en malas condiciones, por lo que tuvieron que hacer una selección.

La parroquia consultada por ECD también ha confirmado la caída de las donaciones. A pesar de ello, tienen 37 palés preparados para que se los lleve un camión. 

Asimismo, Cruz Roja también ha experimentado una bajada en cuanto a dinero. Según el director de Captación de Fondos, Jaime Gregori, las donaciones económicas que recibe la ONG se han reducido de “manera sustancial desde el comienzo de la semana pasada”.

Por ello, Cruz Roja ha recordado a través de su página web que la situación sigue siendo dramática y es necesaria una acción urgente para proporcionar servicios a la población y reducir el impacto humanitario de la crisis, que supone una amenaza para la vida de las personas.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes