Imprimir

España tendrá ayuda de China para instalar una fábrica de baterías para coches eléctricos

Confidencial Digital | 01 de marzo de 2019

Pedro Sánchez, y el presidente de China, Xi Jinping, en la firma de acuerdo de acceso a terceros mercados del ministro chino de Comercio, Zhong Shan, y la de Industria y Comercio de España, Reyes Maroto.
Pedro Sánchez, y el presidente de China, Xi Jinping, en la firma de acuerdo de acceso a terceros mercados del ministro chino de Comercio, Zhong Shan, y la de Industria y Comercio de España, Reyes Maroto.

El Consejo de Ministros de la semana pasada confirmó la exclusiva adelantada por Confidencial Digital: el Gobierno decidió retirar la prohibición de los coches diésel en 2040 y, en el texto final, solo se recogieron los objetivos de la UE para reducir las emisiones. No obstante, el objetivo del Ejecutivo sigue siendo la reindustrialización del sector del automóvil.

Así lo aseguró ayer, en un desayuno informativo, la ministra Reyes Maroto. La titular de Industria recordó, además, que, para ayudar al sector, se ha optado por no implantar aranceles a la exportación de coches, por la eliminación de los gestores de carga y por las ayudas al vehículo alternativo.

Unas ayudas, recuerdan al Confidencial Digital fuentes bien situadas del Ministerio, que ascienden a los 60 millones de euros. Una partida aprobada el pasado mes de febrero y que está siendo gestionada por el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE).

El objetivo, por tanto, es invertir en la fabricación de nuevos tipos de vehículos, que vayan reduciendo el parque móvil de coches diésel en la próxima década.

La prioridad para el Gobierno es potenciar la fabricación de automóviles eléctricos, pero en Industria son conscientes de que las plantas españoles no poseen la tecnología necesaria para ello. No obstante, afirman en Industria, “ese desafío también es una oportunidad para transformar el sector”.

Apuesta por instalar una fábrica de baterías

Esa reindustrialización del negocio del automóvil en España pasa, necesariamente, por la instalación de una fábrica de baterías para coches eléctricos en el país.

Por ese motivo, la Secretaría General de Industria y PYME del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo contactó a principios de año con la entidad InnoEnergy, designada por la Comisión Europea para la promoción del sector de baterías a nivel europeo.

En unas jornadas organizadas por Industria y dicha compañía, el secretario general de Industria, Raül Blanco, afirmó que el Ministerio había asumido el liderazgo en el desarrollo e implementación de estas iniciativas en nuestro país, “afrontando los retos derivados de la necesaria transición hacia una economía baja en carbono”.

La ayuda de China, clave

En paralelo a esa interlocución con InnoEnergy, el Ministerio que dirige Reyes Maroto lleva, desde el pasado mes de diciembre, manteniendo contacto con empresas de China, especializadas en la fabricación de baterías para coches eléctricos.

El objetivo es que estas compañías asesoren al Gobierno, y a la propia industria española, para montar e instalar, en el país, una fábrica de estas baterías.

La hoja de ruta de Industria, de hecho, ha interesado a varios gobiernos autonómicos, que quieren albergar en su región esas instalaciones, que serán pioneras en España. Según las fuentes consultadas, el presidente de Aragón, Javier Lambán, ya ha manifestado al Ministerio su total disposición a convertir su comunidad en sede de la fábrica.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/dinero/espana-tendra-ayuda-china-instalar-fabrica-baterias-coches-electricos/20190228192151122462.html


© 2019 Confidencial Digital

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Confidencial Digital. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97