Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En la base de Cerro Muriano (Córdoba)

Siete meses de prisión a un capitán por grabar a una soldado desnuda

Escondió un teléfono móvil en la habitación, la militar lo descubrió y lo denunció a sus superiores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a siete meses de prisión a un capitán del Ejército de Tierra que colocó un móvil en la habitación de una soldado, con el objetivo de grabarle un vídeo cuando estaba desnuda. 


Tribunal Militar Central. Tribunal Militar Central.

La Sala Militar del Supremo acaba de condenar a un capitán a siete meses de prisión por un delito de abuso de autoridad en su modalidad de trato degradante a un inferior. El ahora capitán –por entonces teniente- fue denunciado por una soldado tras descubrir que había colocado un teléfono móvil en una viga para captar en vídeo cómo se vestía.

Los hechos ocurrieron en 2014 en la base militar ‘Cerro Muriano’ de Córdoba. Personal del Regimiento de Ingenieros nº 1 de Burgos se encontraba realizando unos ejercicios de destrucción de municiones. Durante esos días, los militares desplazados dormían en unas dependencias de la base.

La soldado, la única mujer de todo el equipo, dormía en una zona aparte que había sido tabicada para formar una habitación independiente del resto y preservar su intimidad. Sin embargo, los tabiques no llegaban al techo.

Tras unas maniobras, el grupo de militares fue a las duchas por turnos. Primero los hombres y luego la soldado. Y según la sentencia, ese espacio de tiempo fue el que aprovechó el capitán para colocar un teléfono móvil en una viga, apuntando hacia la camareta de la soldado.

Cuando esta regresó de la ducha y se comenzó a cambiar, oyó unas pisadas y se alertó. Al mirar hacia arriba vio el teléfono móvil y una mano que lo retiraba rápidamente. Al salir de la habitación tan sólo vio al entonces teniente abandonando la zona.

Tras ello, la soldado le envió un mensaje de texto al teniente: “Yo sé que usted me estaba grabando con su móvil en la esquina de la habitación porque yo lo vi y por eso salí, y además usted ¿qué hacía en la habitación de los Cabos? Borre lo que grabó porque voy a dar parte de usted, porque usted no tiene que estar mirándome y mucho menos grabándome”.

Posteriormente, y como consta en la denuncia, los compañeros de la soldado comprobaron que se encontraba en un estado de nerviosismo y llorando. Les contó lo que le había ocurrido y luego dio parte a sus superiores, que inmediatamente iniciaron una investigación.

El teléfono móvil del acusado fue analizado posteriormente por un Equipo de Investigación Tecnológica EDITE, de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial. No se encontró ningún material audiovisual como el que denunciaba la soldado, pero sí se detectó que el teléfono había sido restaurado a su estado de fábrica, con el borrado completo de datos.

El capitán fue condenado pro Tribunal Militar Territorial Cuarto por abuso de autoridad. Sin embargo, presentó un recurso de casación ante el Supremo, que finalmente acaba de desestimarlo y confirmar la condena.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·