Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las elecciones presidenciales se celebran el 8 de noviembre

La quiebra de Abengoa amenaza la campaña de los demócratas en EEUU

Obama trasladó a Rajoy su inquietud por que los republicanos les echen en cara los 2.200 millones de dinero público invertidos en la compañía española

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Barack Obama no está dispuesto a que su apoyo a las energías renovables, a través de la española Abengoa, provoque un millonario agujero económico a los norteamericanos y que eso se convierta en arma electoral contra los demócratas. La compañía debe 2.200 millones a EEUU y está abocada al concurso de acreedores si no hay un acuerdo en octubre, en vísperas de las presidenciales.

Barack Obama y Mariano Rajoy. Barack Obama y Mariano Rajoy.

Abengoa fue una de las grandes receptoras de los 16.000 millones de dólares de garantías federales que el Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) concedió en 2009, al inicio de la presidencia de Obama, a 26 iniciativas relacionadas con las energías renovables.

Recibió 2.650 millones de dólares, que sirvieron para facilitar la financiación, por parte del Federal Financing Bank (FFB), de dos grandes proyectos: la macroplanta solar de Solana, en Arizona, con 1.450 millones; y Mojave Solar, en California, que recibió 1.200.

Acuerdo de reestructuración en el aire

Abengoa anunció a comienzos de julio un principio de acuerdo con los bancos acreedores y los bonistas para cerrar el plan de reestructuración, que establece sus nuevas necesidades de liquidez en unos 1.200 millones de euros, frente a los 1.500-1.800 millones iniciales. Pero falta todavía por cerrar quiénes pondrán los avales, que son aproximadamente otros 250 millones.

Con este pacto, Abengoa esquivaría de manera definitiva la amenaza del concurso de acreedores, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla concediera el pasado mes de abril una prórroga de siete meses, hasta el próximo 28 de octubre, fecha de su cierre.

Pero el acuerdo definitivo aún no ha sido rubricado. Existen dudas entre algunos de los bancos acreedores, que no acaban de ver la lógica de poner más dinero, por los grandes riesgos para recuperarlo.

La semana pasada, en vísperas del viaje del presidente estadounidense, resultaba clave para perfilar esos flecos que eviten la quiebra. Y los plazos se van echando encima. El juzgado debe analizar toda la información aportada y tomar una decisión sobre el concurso, teniendo en cuenta que agosto es un mes prácticamente inhábil.

Obama pidió información a Rajoy en Moncloa

Ante ese incierto escenario, según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes conocedoras de los contactos bilaterales, Obama reclamó datos a Rajoy sobre la evolución de caso Abengoa, en el encuentro que ambos mantuvieron el domingo en Moncloa.

El presidente norteamericano le recalcó que la inversión es de dinero público, y da por hecho que el Partido Republicano no tardará en reclamar explicaciones a la Administración demócrata sobre estos créditos a Abengoa si se produjera definitivamente la quiebra. Y lo hará, justamente, en la recta final de la campaña para las presidenciales del próximo 8 de noviembre.

El Banco Federal de EEUU es el mayor acreedor

Según las fuentes consultadas, la causa de esta inquietud por parte de la Administración Obama es que el Federal Financing Bank, el banco estatal de Estados Unidos, aparece como el mayor acreedor de Abengoa.

Es la entidad con mayor exposición en la compañía española: un total de 2.220 millones de euros, fundamentalmente a través de créditos para la financiación de proyectos.

Estos préstamos de 'project finance' se van pagando con el flujo de dinero que va generando cada uno de los proyectos. Sin embargo, la mayoría de estos trabajos se encuentran ahora paralizados, a la espera de un acuerdo con los acreedores que resuelva el proceso concursal.

Hay abierto un complicado horizonte judicial

El escenario de Abengoa en Estados Unidos también resulta complicado desde el punto de vista judicial. Comenzó en los últimos meses del año pasado, cuando Gainey McKenna & Egleston, bufete especializado en demandas colectivas, anunció un litigio contra la compañía por la ampliación de capital de 650 millones que planeaba. Alegó que la empresa había tergiversado presuntamente los datos de liquidez.

Otros despachos, como Glancy Prongay & Murray, Block & Leviton, Levi & Korsinsky y Rosen Law Firm, también promovieron demandas, algunas de las cuales se han empezado a tramitar hace unos meses.

También tiene puesto el punto de mira en Deloitte

El Gobierno de Estados Unidos ha puesto también en su punto de mira a Deloitte, la firma que ha auditado las cuentas de la compañía de ingeniería en los últimos tres años.

Tal y cómo se contó en ECD, un equipo de auditores del Public Company Accounting Oversight Board (PCAOB) desembarcaron en las oficinas de la firma en España a finales del año pasado para una investigación.

El PCAOB es un organismo creado por el Congreso de EE.UU para supervisar las auditorías de las empresas públicas del país. Desde el año 2002, se requiere que los auditores de estas compañías norteamericanas estén sujetos también a esa supervisión externa.

Los inspectores aterrizaron en Madrid para inspeccionar al detalle el trabajo desarrollado por Deloitte sobre las cuentas de Abengoa, a quien audita desde 2012, cuando la multinacional andaluza dejó de trabajar con su firma histórica, PwC.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··