Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Escándalo de las preferentes: afectados solicitan masivamente certificados de alzhéimer, demencia senil… a médicos en centros de atención primaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los afectados por las preferentes están utilizando la 'picaresca' para recuperar el dinero invertido. Ha aumentado la demanda de certificados a médicos en centros de atención primaria para poder acreditar ante las entidades financieras que el perjudicado sufría algún tipo de enfermedad mental cuando le fue colocado el producto de alto riesgo.

Los clientes afectados por el escándalo de las preferentes bancarias están recurriendo a todo tipo de ocurrencias para demostrar que fueron ‘engañados’ por directores de sucursal al colocarles este producto financiero complejo.

Pues bien. Según ha podido constatar El Confidencial Digital, algunos de estos perjudicados, en su mayoría personas mayores, están acudiendo masivamente a centros de atención primaria para que médicos les certifiquen que padecían alguna discapacidad, especialmente mental, cuando les vendieron las preferentes.

Certificados para demostrar que fueron ‘engañados’

Se ha detectado, en este sentido, un aumento significativo de solicitudes de certificados de alzhéimer y demencia senil en centros de atención primaria.

Pretenden demostrar con ese certificado médico que no se encontraban capacitados para comprender una inversión tan sofisticada y, por tanto, se dejaron llevar por las recomendaciones de las entidades financieras, que han provocado que hayan perdido todos sus ahorros y que ahora pretenden recuperar intentando demostrar que fueron ‘engañados’ por directores de sucursal aprovechando su incapacidad.

Clientes que regresan con el informe tras ser rechazados

También se han percatado en alguna entidad que ha comercializado masivamente este tipo de productos, pero que prefiere mantener su anonimato, otra ‘artimaña’ de los afectados por las preferentes.

Consiste en acudir a la sucursal con toda la documentación para reclamar los ahorros perdidos. Tras ser rechazado por el banco al no reunir las condiciones exigidas para devolverle su dinero, regresan a la entidad con un certificado que acredita una enfermedad.

Un movimiento que levanta ciertas sospechas al poderse tratar, en algunos casos, de partes médicos que falsean la realidad firmados por facultativos que certifican una supuesta discapacidad mental que no existe, pero que permiten al afectado acreditar que fue ‘engañado’ por la entidad financiera.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··