Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La fallida convocatoria de Elena Salgado a los grandes banqueros para hablar de Grecia: Botín, Francisco González, Fainé y Rato no acudieron. La vicepresidenta envió a su ‘número dos’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Elena Salgado se equivocó de día para convocar a los grandes banqueros españoles para tratar la situación de la deuda de Grecia. A los presidentes de las principales entidades financieras del país (Botín, FG, Fainé y Rato) la cita les pilló fuera de España. Ante este panorama, ni la propia vicepresidenta acudió a la reunión y, en su lugar, envió al secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Salgado citó el pasado miércoles por la tarde a Santander, BBVA, La Caixa, Bankia y Mapfre, así como a las patronales de banca, cajas y seguros, para pedirles apoyo a Grecia y, sobre todo, renovar la deuda de ese país con vencimiento en 2012 y 2013 con un nuevo bono a cinco años.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital en fuentes empresariales, la imprevisión de la convocatoria, con tan solo un día de antelación, impidió que acudieran la mayor parte de los presidentes de los principales grupos financieros de España.

De esta manera, Emilio Botín se encontraba en Brasil asistiendo a la final de la Copa Libertadores que patrocina el Banco Santander; Francisco González en México junto a su ‘número dos’, Ángel Cano, en el consejo que BBVA celebra cada año en este país.

Isidro Fainé tenía un compromiso en Barcelona, y en su doble faceta de presidente de La Caixa y de la CECA, fue sustituido por Juan María Nin y José María Méndez, respectivamente. Por su parte, Rodrigo Rato continuaba con su ‘road show’ en Londres en busca de inversores de cara a la inminente salida a Bolsa de Bankia, pero envió a su mano derecha en la entidad, José Luis Olivas, presidente de Bancaja.

Según las fuentes consultadas, Elena Salgado, tras comprobar el fracaso de la convocatoria con los primeros espadas de los bancos españoles, delegó el timón del encuentro en su ‘número dos’, José Manuel Campa. Alegó que debía trasladarse al Congreso para asistir a la votación para la convalidación del decreto ley de la reforma de la negociación colectiva.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·