Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Correos también ha rechazado distribuir la propaganda electoral

Unipost se niega a repartir las papeletas del referéndum en Cataluña

Anton Raventós, presidente de la compañía postal, quiere evitar un posible boicot en el resto de España a Codorníu, la otra gran empresa de la familia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Unipost, cuyos accionistas mayoritarios pertenecen a la familia Raventós -una de las más prominentes de la alta burguesía catalana y a su vez dueña de los cavas Codorníu-, se encargó de distribuir buzón por buzón la propaganda electoral para la consulta del 9-N. Ahora, la empresa postal se desmarca del reparto para el referéndum del 1-O.

Papeleta y votación para la consulta independentista del 9 de noviembre. Papeleta y votación para la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, Unipost no está dispuesta esta vez a poner en riesgo los negocios familiares. En concreto, las ventas de cava Codorníu.

Por el momento, la compañía postal no ha recibido ningún encargo por parte de la Generalitat. Pero tiene cuenta que los productos catalanes, y en especial sus cavas y vinos, han sufrido altibajos en sus ventas fuera de Cataluña que los empresarios relacionan con la política, con la tensión nacionalista y con la imagen negativa y excluyente que proyectan los políticos separatistas.

Así las cosas, la decisión de Unipost de desvincularse del reparto de las papeletas para el 1-O se produce después de que Codorníu se viera obligado a dejar claro en la consulta del 9-N que no había pagado la propaganda electoral y que era completamente ajeno a las actividades emprendidas por la compañía de mensajería Unipost.

Fuentes de Codorníu consultadas por ECD aseguraban en aquel momento que esta reacción respondía a una campaña de boicot que la empresa había detectado que se estaba propagando por las redes sociales. Repetían que Codorníu y Unipost son dos compañías totalmente distintas”.

Sin embargo, comenzó a destacarse de forma insistente que el presidente de Unipost es Anton Raventós, un histórico de Codorníu, a cuya cúpula perteneció durante tres décadas. Fue director de producción de la firma de cavas hasta 2009. El director general de Unipost, Pablo Raventós, es por su parte primo de la presidenta de Codorniú, María del Mar Raventós.

Por ello, la bodega tuvo que esforzarse en identificar y presentar entonces a los diferentes miembros que conforman la familia Raventós para demostrar que Codorníu nada tiene que ver con las decisiones empresariales que toma Unipost.

Correos se debe al Ministerio de Fomento

Correos tampoco participará en el reparto de papeletas y propaganda electoral para la consulta independentista convocada por la Generalitat para el próximo 1 de octubre.

La orden que ha recibido del Gobierno es clara: la empresa pública se debe a los encargos del ministerio de Fomento y no a las peticiones que pueda recibir de otras instancias, como por ejemplo del Ejecutivo catalán.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·