Martes 22/05/2018. Actualizado 14:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Han fallado las dos opciones anteriores

La solución de Arturo de pedir un crédito sindicado para salvar su grupo encuentra reticencias en la banca

El empresario: “Estaré de presidente hasta que se cierre la operación y luego, lo que quieran los dueños”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese a que ésta es la segunda vez que Arturo Fernández, presidente del Grupo Arturo Cantoblanco y de los empresarios madrileños, anuncia públicamente un acuerdo para vender el 51% de su conglomerado hostelero, lo cierto es que todo sigue en el aire.

Arturo Fernández. Arturo Fernández.

El empresario madrileño hizo público el martes en una entrevista en la Agencia EFE que ya había cerrado el nuevo plan para salvar su compañía de hoteles y restaurantes. Un grupo de empresarios “amigos” y dos bancos de los habituales que trabajan con la empresa tomarían el 51% de la compañía durante este trimestre a través de una ampliación de capital. “Yo me quedaré como presidente no ejecutivo”, aseguró.

Pero esta hoja de ruta pasa porque la banca acepte otorgar un crédito sindicado que permita reestructurar la deuda de 35 millones de euros que tiene la compañía y, además, servir de aval a los empresarios que quieren entrar como accionistas en la empresa para controlar el 51%.

Y aquí está el problema. Porque, según ha podido saber este diario de fuentes bancarias, las entidades señaladas por Arturo Fernández -Santander, Banca March, Caixa, Bankia y BBVA- no las tienen todas consigo y no ven clara la operación. “Está todo muy verde todavía. Está en fase inicial y hay que analizar muy bien la operación”, aseguran estas fuentes.

“Porque incluso parece que lo del accionista Real Investment no está del todo asegurado”, insisten desde una entidad.

Primer plan

Real Investment es el nombre de la sociedad que, según explicó Arturo en diciembre en su primer plan para salvar la empresa, iba a comprar el 51% del Grupo Cantoblanco (algunos activos, como el centro de tiro, se quedaban fuera). La oferta la estaba negociando con el representante de esa empresa, Luis Sans, consejero delegado de Intereconomía, que no actuaba en nombre propio sino en el de “otros empresarios”.

Ese primer plan pasaba porque Real Investment invirtiera en la empresa tres millones de euros, que le darían derecho al 15% de la compañía, y posteriormente otros siete millones más y un compromiso para invertir en nuevos negocios. Todo eso les daría el 51% de la compañía y el intermediario, Sans, sería nombrado consejero delegado de la empresa.

En conversación con El Confidencial Digital, Arturo Fernández ha reconocido que “Real Investment sólo ha pagado los primeros tres millones de euros”. “No han pagado más de momento y entonces Luis Sans no va a ser nombrado nada en la compañía. Está fuera”, explica el presidente de la Ceim.

“Ahora son los bancos los que van a, por un lado, reestructurar la deuda y, por otro, avalar a los nuevos inversores. Ellos nombrarán a un consejero delegado y a un director financiero y yo, cuando se cierre la operación, haré lo que ellos digan: o quedarme o irme”, explica Arturo.

El Grupo Arturo ha llegado a esta situación después de, como ha reconocido el propio presidente, el peor año de su historia, refiriéndose a 2013. Antes de acudir a Luis Sans y a Real Investment, Arturo negoció la venta del grupo a una compañía americana que no fructificó.

Tampoco los intentos de su amigo Arturo Baldasano, que fue candidato a la presidencia del Real Madrid, han podido 'salvar' la dramática situación de un grupo hostelero que llegó a dar 35.000 comidas diarias entre sus hoteles, restaurantes y concesiones en hospitales y organismos públicos. El tercer plan queda a que el grupo de bancos que está estudiando la operación se decida a darle luz verde.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··