Viernes 25/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

La Cadena SER abonó con cuatro días de retraso la nómina de julio: tensión con las ‘estrellas’, que no parecen dispuestas a recortarse un 8% su sueldo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los trabajadores del Grupo Prisa integrados dentro de Unión Radio han recibido con cuatro y hasta cinco días de retraso su nómina de julio. La perplejidad ha dejado paso a la inquietud, por lo que ese dato deja entrever.

Según los datos recogidos por El Confidencial Digital, el pago de los sueldos se produjo el pasado 1 de agosto, cuando los empleados suelen cobrar ese abono el 28 de julio. Además, existen grandes suspicacias por la sociedad que se ha hecho cargo de los pagos de gran parte de los trabajadores.

En esta ocasión, la encargada de realizar la mayoría de esos abonos ha sido la Sociedad de Servicios Radiofónicos Unión Radio. Mientras que hasta ahora, ese cometido correspondía a cada empresa concreta que tenía contratado al profesional de la compañía. En julio se ha roto con ese modo de proceder.

A todo esto, hay que añadir lo sucedido con la paga extra de verano, que fue abonada el pasado mes de junio en dos tandas. Otro modo de proceder inusual.

¿Y si no acepto bajarme el sueldo?

Por otro lado, se están registrando momentos de tensión y nerviosismo a cuenta de la propuesta realizada por el Grupo Prisa a sus empleados para que acepten reducirse voluntariamente hasta un 8% de su sueldo.

Por lo pronto, la dirección de la compañía ha difundido ya el mensaje de que “verá con buenos ojos” a todos aquellos que decidan acogerse a la citada reducción. Los cargos intermedios se han ocupado de transmitir este mensaje a sus subordinados, que llevaba una guinda final bastante inquietante: “Y el que no lo acepte…”.

Fuentes de la emisora consultadas por ECD explican que el principal obstáculo que van a encontrar los gestores de la SER está en sus ‘estrellas’. Al parecer, este grupo de profesionales estaría dispuesto a mantener un pulso con sus directivos ya que consideran “casi un insulto” esta reducción de sus emolumentos. No descartan, se advierte, negarse en rotundo.

Los trabajadores de algunas emisoras de la SER están intentando pactar un frente común de oposición a ese recorte del 8% en sus nóminas. Aquí la principal dificultad la están encontrando en algunos empleados sueltos que parecen dispuestos a romper la unanimidad para ganar puntos ante sus superiores, lo que pondría en grave riesgo el éxito del plan.

Este tira y afloja está provocando escenas de tensión en la cadena, a nivel interno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··