Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Unidad Editorial cierra una delegación emblemática de El Mundo: León. La ha mantenido hasta el cese de Zapatero, y de allí llegó a Marca Óscar Campillo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

León y las noticias procedentes de la provincia han dejado de ser prioritarias para Unidad Editorial. El Mundo cerrará allí su delegación por los problemas financieros por los que atraviesa el grupo, pese a ser una sede clave durante el Gobierno Zapatero y el núcleo administrativo para las sucursales del periódico en el noroeste peninsular.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la empresa ya ha decidido el cierre de la delegación de El Mundo en León como primera medida de ajuste ante las pérdidas económicas sufridas en el último ejercicio. El cese de la actividad en dicha sede, que se producirá en las próximas semanas, supondrá el despido de once trabajadores.

Fuentes bien situadas en la Comisión de Negociación entre los empleados y la dirección de Unidad Editorial explican que “el cierre en León está dentro de un plan de reestructuración de las delegaciones de El Mundo existentes, que afectarán a otras sedes del periódico en un escaso plazo de tiempo”.

Adiós a una delegación emblemática

El cierre de la delegación de León de El Mundo supone el adiós a una de las sucursales por las que más apostó el grupo en los últimos años, sobre todo desde que José Luis Rodríguez Zapatero, “vallisoletano de nacimiento pero leonés de adopción”, accedió al Gobierno en 2004.

Además, procedente de esta sede llegó el actual director del diario Marca Óscar Campillo, que en marzo de 2011 abandonó la Castilla y León para trasladarse a la Avenida de San Luis y suceder en el cargo a Eduardo Inda.

Unidad Editorial planea un duro plan de ajuste

El plan de reestructuración de delegaciones de El Mundo forma parte de un duro reajuste que prepara la dirección de Unidad Editorial, y cuyas medidas más restrictivas ya han sido anunciadas a sus trabajadores.

Tal y como adelantó ECD –vea aquí esta información-, la empresa ha propuesto a los empleados reducirles el número de horas de trabajo a cambio de bajarles un 4 por ciento el sueldo y recortar las compensaciones por enfermedad, además de una rebaja del valor de los cheques de comida para los empleados, que ahora serán de ocho euros.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··