Viernes 19/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Medios

Zapatero se asustó este verano ante la zafiedad de algunos programas de TV: cita la bronca entre Pipi Estrada y Jimmy Jiménez Arnau, y ‘Mujeres y hombres’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Gobierno dedicó este verano algo de su tiempo de descanso a ver la televisión. Según ha comentado a su entorno, su sorpresa fue mayúscula al comprobar el bajo nivel de algunos programas que se están emitiendo actualmente.

Según fuentes cercanas al jefe del Ejecutivo consultadas por El Confidencial Digital, Zapatero quedó “muy impresionado” del contenido de algunos espacios. A su juicio, el tono de determinados programas “es degradante y ofensivo”. Y ha comprobado que “no se ha tratado de situaciones esporádicas” sino de un enfoque general intencionado, diseñado por los creadores del formato.

Zapatero no habla en genérico. Cuando se ha referido a este asunto, ha citado dos casos concretos. El ‘talk show’ denominado ‘Mujeres y hombres y viceversa’ y la trifulca entre Pipi Estrada y Jimmy Jiménez Arnau tras una acalorada discusión en ‘Sálvame’, a cuenta de las supuestas infidelidades de Lucía Lapiedra.

Zapatero habla en términos muy duros sobre lo que ha podido ver. Y sobre lo que no. Otras personas de su equipo, en La Moncloa, han puesto en el disparadero a otro programa de moda: el ‘G-20’ que conduce Risto Mejide en Telecinco.

“Es indignante que alguien trate así a personas respetables”. Es el comentario que se ha escuchado a profesionales que asesoran al presidente en su día a día cuando se refieren a las intervenciones de Mejide, que arremete de lunes a jueves contra políticos, periodistas, empresarios, deportistas... En su primer programa, atacó con vehemencia a Celestino Corbacho, a la socialista Leyre Pajín, a la periodista Lidia Lozano, al piloto Fernando Alonso, al senador Iñaki Anasagasti y al propio Zapatero.

Pero no ha sido una excepción. Prácticamente nadie del Gobierno se ha salvado de ser ridiculizado hasta el extremo en este espacio, que utiliza como tarjeta de presentación su condición de transgresor y contestatario. De hecho, Risto Mejide se refiere siempre al inquilino de La Moncloa con el apelativo de ‘zapatillas’.

“Los insultos no son tolerables. Le pese a quien le pese”. La frase se ha escuchado ya en el entorno del presidente y algunos advierten que el propio presidente Zapatero la ha hecho suya.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··