Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

Cuando los políticos sí sirven

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Le ruego publique esta carta abierta con la que quiero agradecer el apoyo que he recibido para una buena causa por parte de Dña. Carmen Quintanilla, Presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados.

Soy una modesta federada de la Real Federación Española de Golf de vocación tardía y hándicap alto, pero enamorada de este deporte. Llevo años observando la impunidad con la que se ha venido aceptando la discriminación a la que se somete a las mujeres en numerosísimos torneos de golf en los que, a pesar de pagar los mismos derechos de inscripción que los hombres -no precisamente baratos, sólo pueden aspirar a ganar un único premio denominado "Mejor Dama" que no hace distinción por categoría de hándicap, mientras que los hombres aspiran a cuatro premios (1º y 2º clasificado para dos distintas categorías de hándicap). Parece increíble que esto ocurra precisamente en el golf, un deporte diseñado para que puedan competir juntos y en igualdad de condiciones cualquier tipo de jugadores, sin importar que sean hombres o mujeres, expertos o inexpertos, ya que sus reglas –muy elaboradas, compensan todas las posibles desigualdades. De hecho, en estos torneos discriminatorios tan extendidos, hombres y mujeres juegan juntos, pero acceden a un diferente "set" de premios, en la proporción de cuatro a uno a favor de los hombres. No es de extrañar que, como alega la RFEG, la proporción de mujeres inscritas en sus torneos haya bajado dramáticamente en los últimos tiempos, a pesar de que el golf es uno de los deportes con mayor número de federadas. Hay más de 95,000 licencias femeninas en España, el 30,3% del total. Este dato sólo demuestra que las mujeres no se dejan manipular y que con estas políticas equivocadas la RFEG ha conseguido un efecto muy contraproducente. Acabo de regresar de disputar el Campeonato de España Amateur Individual Femenino de 3ª y 4ª categorías celebrado en Club de Golf Larrabea en Álava y ha sido impresionante presenciar como en las peores condiciones climáticas imaginables, casi 100 jugadoras disputaron entre barro y calles encharcadas dos jornadas intensas y disputadísimas de golf. La afición femenina a la competición está ahí y sólo hace falta canalizarla apropiadamente.

En estos tiempos en que la clase política española está siendo tan denostada, quiero alzar mi voz para decir que no se puede generalizar. Hay políticos que escuchan y actúan. Quizás también los españoles de a pié tengamos que aprender a contactar y explicar nuestras preocupaciones y problemas a los políticos con responsabilidad en el tema concreto que nos preocupa. Yo lo he hecho y ha funcionado. La Real Federación Española de Golf ha reconocido su error y modificado la estructura de premios de sus torneos, que ahora son todos indistintos. Y espero que en el futuro esté vigilante y evite que los clubs organicen torneos discriminatorios. No espero menos de un organismo que ha suscrito la Declaración de Brighton sobre la Igualdad y Participación de la Mujer en el Deporte.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··