Jueves 19/10/2017. Actualizado 08:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La oposición en bloque ha tumbado sus presupuestos

Ada Colau, alcaldesa hasta 2019: su moción de confianza tiene trampa

El PSC le ha dado garantías de que no apoyará a Convergència para construir una mayoría alternativa en el Ayuntamiento de Barcelona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ada Colau lo tiene todo atado y bien atado para seguir al frente del Ayuntamiento de Barcelona hasta 2019. Ayer, después de que la oposición tumbara en bloque los presupuestos, anunció que se someterá a una moción de confianza, ligada a la aprobación de sus cuentas, que sabe que va a perder. No obstante, tiene la certeza de que nadie podrá formar una mayoría alternativa para echarla.

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes muy bien situadas en el Ayuntamiento de Barcelona, la hoja de ruta anunciada ayer por Colau, lleva preparándose desde hace varias semanas por parte del Gobierno municipal. El equipo de En Comú ha estado informado de los movimientos de otros partidos y ha decidido actuar ahora sabiendo que la alcaldía no corre ningún peligro.

El PSC no pactará con Convergència

Colau es consciente de que no superará la moción de confianza asociada a la aprobación de las cuentas para el año próximo y de que, a partir de ese momento, el resto de fuerzas políticas tendrá de plazo un mes para construir una mayoría alternativa para provocar un cambio en la alcaldía de Barcelona. No obstante, descarta que esa posibilidad se dé finalmente.

La confianza de la primera edil está relacionada con el compromiso, adquirido por parte del PSC, de no romper su actual pacto de gobierno para aliarse con Convergència, que lleva casi un mes intentando conformar un proyecto político diferente a la líder de En Comú.

Los convergentes, con 10 concejales, han tentado a los socialistas, con cuatro, para llegar a un acuerdo que, con el apoyo de los cinco votos de Ciudadanos y los tres del PP, provoquen la elección de un nuevo alcalde de CDC con el respaldo de 22 de los 41 miembros del pleno, una mayoría suficiente para hacer caer a Colau.

El PSC, sin embargo, no se fiaba de las intenciones de una Convergència que, a posteriori, podía incluir en el nuevo gobierno municipal a ERC. Por ese motivo, ha descartado tajantemente esta posibilidad y ha comunicado a CDC que se mantendrá junto a la actual alcaldesa. Una postura que también ha trasladado a la propia Colau para que actúe en consecuencia.

Albert Rivera ha vetado a ERC

La alianza de Convergència y del PSC era la única vía posible para derrocar a Colau después de que los convergentes fracasaran en su intento de acercarse a Ciudadanos para hacer frente común contra la alcaldesa.

El partido naranja coincidía con los nacionalistas en el rechazo a los Presupuestos presentados por el Gobierno municipal, y tampoco veía con malos ojos un cambio en el Ayuntamiento que aupara a CDC a la alcaldía. No obstante, las conversaciones de éstos con Esquerra Republicana descartaron cualquier acuerdo con C´s.

Las fuentes consultadas por este diario explican que tanto Albert Rivera como Inés Arrimadas frenaron cualquier acuerdo con Convergència si éstos contaban también con ERC. Así las cosas, Ciudadanos solo hubieran apoyado a los convergentes si el acuerdo hubiese incluido a los socialistas y no a los republicanos.

Tendrá Presupuestos y se blindará hasta 2019

Con la imposibilidad, por parte de ningún partido, de formar una mayoría alternativa, Colau utilizará la última reforma de la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local para blindarse y mantener la alcaldía.

La citada LOREG, especifica que, si ningún partido de la oposición logra mayoría absoluta para hacer caer un gobierno municipal, éste se mantendrá. Colau, además, al asociar la moción de confianza a la aprobación de los Presupuestos, se asegura además que las cuentas propuestas por su ejecutivo para 2017 salgan adelante.

De esta forma, la alcaldesa se asegura estar dos años más al frente del Ayuntamiento, ya que, de cara al próximo ejercicio, puede prorrogar los Presupuestos que saque ahora adelante, y dejar los de 2019 en el aire hasta las municipales que se celebrarán en mayo de ese año. Una hoja de ruta que le permitirá completar la legislatura de cuatro años.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·